La Estación Espacial Internacional pierde control por Nauka

0
20
La Estación Espacial Internacional pierde control por Nauka
Foto Twitter @Space_Station

Washington, DC.- La Estación Espacial Internacional (EEI), sufrió una breve pérdida de control, tras un fallo de un nuevo módulo ruso. Funcionarios de la NASA lo declararon una “emergencia de nave espacial”. Ya que la EEI experimentó una pérdida de control de altitud, durante casi una hora.

Nauka, un módulo de laboratorio que la agencia espacial rusa Roscosmos lanzó a la Estación Espacial Internacional, la semana pasada, encendió inadvertidamente sus propulsores después de acoplarse con la EEI.

Ver más: Jeff Bezos y 3 tripulantes viajan con éxito al espacio

Asimismo, los controladores en tierra perdieron la comunicación con los siete astronautas que se encuentran actualmente a bordo de la EEI durante 11 minutos durante el fallo.

La Estación Espacial Internacional pierde el control tras acoplarse el módulo Nauka, de origen ruso

Actualmente se está llevando a cabo una investigación conjunta entre la NASA y la agencia espacial rusa Roscosmos.

Por su parte, Joel Montalbano, director del Programa de la Estación Espacial Internacional de la NASA, insiste en que los astronautas nunca estuvieron en peligro y que no han notado ningún daño en la EEI.

Sin embargo, el Control de Misión de la NASA en Houston, Texas, en un momento les pidió que miraran por las ventanas de la estación espacial para ver si podían detectar escombros o daños en la estación.

Ver más: Richard Branson se adelantó a Jeff Bezos

El incidente también retrasó el lanzamiento del vuelo de prueba sin tripulación de Boeing Starliner a la estación, que se había programado para lanzarse el viernes.

La NASA dice que la medida permite que “el equipo de la Estación Espacial Internacional tenga tiempo para continuar trabajando en las comprobaciones del módulo Nauka de Roscosmos recién llegado y para garantizar que la estación esté lista para la llegada de Starliner”.

Video: La NASA inauguran la era de los vuelos espaciales comerciales