Rate this post

Coahuila – México.- Tras un ataque registrado el pasado sábado en la localidad norteña de Villa Unión, en el estado de Coahuila, en el que para ese momento habían muerto 14 personas, diez de ellas sicarios presuntamente del “Cartel del Noreste” y otros 4 policías, las fuerzas de seguridad de México confirmaron que la cifra ha aumentado y otros presuntos siete miembros del cártel del narcotráfico fueron asesinado el domingo durante un enfrentamiento con autoridades que seguían su pista.

Al total de diecisiete atacantes muertos y cuatro policías, se le suman también dos civiles que los miembros del cártel mantenían secuestrados para presionar a las autoridades,  víctimas eran trabajadores del ayuntamiento. En total la cifra de muertos hasta el momento ya se ubica en veintitrés.

El gobernador de Coahuila, Miguel Ángel Riquelme, detalló que durante el ataque inicial, los civiles armados dispararon en contra de instituciones públicas, entre ellas el Ayuntamiento, luego de que la caravana armada emprendiera huida, los agentes policiales fueron auxiliados por helicópteros y carros blindados con los que persiguiendo a los agresores restantes.

La cifra de heridos se encuentra en diez personas, seis de ellos policías y cuatro jóvenes que también se llevaron los atacantes en primer momento.

Pese a que los grupos del narcotráfico han estado peleando por el control de las rutas de contrabando en el norte de México, en el ataque del fin de semana no existen evidencias de que el blanco del ataque fuese un cártel rival, por ese motivo continúan las investigaciones y hasta el momento se desconocen las causas oficiales.

En las calles de Villa Unión fueran abandonadas varias camionetas de los atacantes que se encontraban pintadas con las siglas del “CDN”, Cártel del Noreste, por tal motivo se le atribuye el ataque a ese grupo delictivo.