sábado, junio 15, 2024

Ambiente tóxico tras 22 años del ataque terrorista del 11-S

Nueva York, NY.- El lunes 11 de septiembre también llamado, 11-S se cumplen 22 años del peor ataque terrorista de la historia, donde resultaron 2.996 muertos y más de 25.000 heridos en el colapso de las Torres Gemelas del World Trade Center en el centro financiero de Manhattan, en Nueva York y el Pentágono

Este colapso de la Torres Gemelas liberó una columna de humo con 400 toneladas de asbesto pulverizado, además de otros materiales peligrosos en todo el distrito de Manhattan.

Ver más: 32 muertos y 150 heridos en atentado suicida

Esta fecha conmemorativa del ataque a las Torres Gemelas en NYC, es crucial no solo para recordar las vidas perdidas, sino también las secuelas ambientales a largo plazo que afectan a los habitantes de la Gran Manzana.

El legado tóxico después de 22 años del ataque terrorista del 11 de septiembre (11-S)

Esta tragedia terrorista del 11-S está impactada por la contaminación por toxinas en el sitio de los ataques. Por ejemplo, cientos de bomberos, policías y otros colaboradores en las operaciones de rescate continúan experimentando graves problemas de salud, por la exposición a distintas sustancias tóxicas.

Tras estos ataques, el aire se llenó de una mezcla tóxica de polvo, escombros y productos químicos peligrosos. Así pues, partículas de asbestos, metales pesados y otras sustancias tóxicas llenaron el aire, haciendo una nube de peligro invisible que amenazaría la salud de los rescatistas en los siguientes años.

La explosión de estos aviones con las Torres Gemelas, liberó una columna de 400 toneladas de asbesto pulverizado. Se estima que entre 410.000 y 525.000 personas, incluyendo más de 90.000 trabajadores que estuvieron expuestos al polvo tóxico.

Ver más: Con 185 votos piden en la ONU el fin del embargo a Cuba

Este polvo tóxico del WTC, estaba formado por:

  • 50% materiales de construcción no fibrosos
  • 40% vidrio y otras fibras
  • 9.2% celulosa procedente de papel desintegrado
  • 0.8% amianto

Para el 2021 al menos 24.000 personas fueron diagnosticadas con cáncer que estuvieron involucradas de alguna manera con el ataque terrorista del 11-S. Además se registraron otras consecuencias de salud como patologías pulmonares obstructivas crónicas, apnea del sueño, síndromes musculoesqueléticos, sarcoidosis, trastorno de estrés postraumático, ansiedad y depresión.

Otras 63.000 personas fueron diagnosticadas con una afección de salud muy relacionada con el 11 de septiembre.

Video: Gremios periodistas destacaron el valor de informar en años del terrorismo

Artículos Relacionados

Néstor Ramírez
Néstor Ramírez
Redactor Web. Licenciado en Letras en Universidad Central de Venezuela (UCV).
118,192FansMe gusta
10,000SeguidoresSeguir
1,000SeguidoresSeguir
16,300SeguidoresSeguir
775SeguidoresSeguir
7,930SuscriptoresSuscribirte
0
0
0
0