Tocó el violín en las calles de Lima para promocionarse

16
José Luis Alcalde, venezolano en Perú

   Lleva en sus venas la música y en el corazón a Venezuela. El protagonista de esta historia es un joven talentoso que ha pasado por momentos difíciles luego de emigrar, pero su actitud hace que cada día encuentre un motivo para salir adelante. #MiVuelo les presenta a José Luis Alcalde.

Salió de Venezuela el 6 de julio de 2016, arribó a Guayaquil y de allí viajó por carretera hasta Lima. José Luis es músico, violinista y llegó trabajando en su nuevo nido con el proyecto social “Sinfonía Perú”, dirigido por el tenor Juan Diego Flores. Luego trabajó como instructor de los primeros violines, allí se encargó de enseñar a principiantes sobre las técnicas, prepararlos para los conciertos y todo lo concerniente sobre el mundo del violín como buen maestro de música. Se desempeñó de esa manera hasta diciembre de 2018, porque se le venció su contrato.

Inmediatamente José Luis empezó a desarrollarse como agente libre, lo que le permitía desenvolverse como violinista y ofrecer desde clases particulares tanto presenciales como online, esta última activada por el tema del coronavirus. También ofrece su talento con el violín para dar serenatas, en bodas y toda clase de eventos. A José Luis nada lo detiene, en noviembre del año pasado estuvo tocando en las calles para promocionarse, además de obtener un dinerito extra para poder solventar los gastos de su hogar.

Desde que trabaja de forma independiente, José Luis ha tenido que buscar la manera de darse a conocer, por lo que sube a YouTube videos de serenatas con temas reconocidos que a más de uno hace llorar y recordar a su país natal. Nos contó “no teníamos fuente de ingreso fija, y a mi esposa se le ocurrió hacer galletas para vender, ahora también hace brownies, arepas, cachitos, que promociona desde su cuenta en instagram @cami_cookiesdeli

“Fuerza, fe, alegría y mucho amor”, fueron las palabras que José Luis describió como claves para avanzar en todo lo que se propongan.

Hasta la próxima historia de @migrantesenvuelo

Adriana Henríquez.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here