“Me senté con mis padres y les dije: me voy a Medellín”

37

Su “Plan A” no se le dio, entonces optó por el “Plan B”, que era estudiar en Medellín para lograr quedarse en Colombia legalmente por dos años. La protagonista de #MiVuelo es una venezolana, Licenciada en Educación, una mujer que ama lo que hace y que tiene siempre presente a Dios. Ella es Loreana Bello González.

Fue el 6 de septiembre del 2015, cuando Loreana emigró a Medellín. Asegura que no fue fácil, le tomó un año entero considerarlo y planificarse. En Venezuela tenía tres trabajos, uno como docente de la Universidad Santa María, también trabajaba en una empresa realizando perfiles de personalidad, y su proyecto más importante un Centro de Atención Psicológica y Psicopedagógica.

En el año 2014, una amiga emigró a Medellín, y ese mismo año decidió tomarse unas vacaciones para visitarla. Destacó que su amor por la llamada “ciudad de la eterna primavera”, fue “amor a primera vista”. Durante ese mes de vacaciones, “Dios me abrió las puertas, hice contactos, asistí por casualidad a un congreso de educación infantil, tuve una entrevista en un colegio con una posible opción de trabajo”, señaló. Al regresar a Venezuela se sentó con sus padres y les dijo, “me voy a Medellín”.

Colombia le abrió las puertas

Al llegar a Colombia contactó a la persona que le había ofrecido empleo, era su “Plan A”, pues con eso aplicaría a una visa de trabajo. Pero, esa persona de la noche a la mañana desapareció. Tenía tres meses para estar en Colombia como turista, debía aprovechar ese tiempo y resolver. Entonces puso en marcha el “Plan B”, buscó opciones de estudio y consiguió la especialización en Neuropsicopedagogía Infantil, aplicó y la aceptaron.

Paralelamente trabajaba de forma independiente con algunos niños como tutora de homeschool, así poco a poco se dio a conocer y fue creciendo su marca personal: “Neuropsicoaprendo”. Actualmente trabaja de forma independiente, a domicilio, ofreciendo evaluación e intervención en neuropsicopedagogía con el objetivo de potencializar las capacidades de aprendizaje de niños, niñas y adolescentes.