martes, junio 18, 2024

Decidió emprender con su mamá y su mensaje a migrantes se hizo viral

Raiza Blanco decidió emprender con su mamá y un video con su mensaje a otros migrantes se hizo viral desde una famosa esquina en las calles de Nueva York. 

Cocinar y vender es una de las grandes habilidades de Raiza y aquí nos cuenta su historia migrante.

Tiene dos años de haber llegado a los Estados Unidos, pero antes había emigrado a Colombia, allí estuvo por 5 años y luego viajó a Panamá, su hermano la anima a viajar a los Estados Unidos y fue el 17 de noviembre de 2021 que llega al país de las oportunidades.

Un proceso de adaptación progresivo

Asegura que no ha sentido el choque de haber migrado, su proceso de adaptación ha sido progresivo y consciente porque lleva ya 9 años fuera de Venezuela y los cambios han sido llevaderos siempre con la mente de hacer lo mejor.

Es madre soltera, su niña tiene 5 años y es su principal admiradora porque en ocasiones hasta le graba videos cuando Raiza está atendiendo a sus clientes, despachando pastelitos, empanadas y arepas.

Raiza emprendió junto a su madre en una esquina de NY.

En Venezuela se graduó de Contador Público, trabajó para bancos y al llegar a los Estados Unidos hizo delivery de comidas a pie, también hizo Uber y trabajó por poco tiempo en casas de familias limpiando, no porque no le gustara limpiar sino porque ella quería cumplir su sueño emprendedor.

Un mensaje que se viralizó

Su fe ha sido la gran fortaleza, dijo «no se trata de profesión, en la vida tenemos dos currículos, el profesional y el de estrategia, y si a eso le sumas los valores que te enseñan en casa vas a hacer la mejor, si no te enseñaron el respeto no vas a respetar ni a las autoridades ni a nadie».

Raiza es cristiana y dijo: «como esté tu espíritu así vas a poder ver tu mundo exterior, no hay forma de controlar todo, pero desde el momento que tienes conexión con Dios él te prepara para cualquier escenario que llegue a tu vida».

La Esquina del Maná

Decidió emprender en cocina porque desde Venezuela trabajó con su mamá, y ahora continúa haciéndolo en ese puesto y su gran motivo es su hija. «Vender y cocinar es una habilidad que me ha enseñado la vida», expresó.

Desde allí hace pastelitos, arepas, empanadas venezolanas con un toque dominicano porque según Raiza, a su alrededor hay una comunidad numerosa de dominicanos que son sus clientes.

Su negocio es un sueño hecho realidad, y desde su cuenta Instagram @la.esquinadelmana promueve mensajes para su comunidad, dijo «que lo que estés haciendo ahorita métele el pecho, ganas, oración y pídele a Dios que te ayude».

Hasta la próxima historia,

Adriana Henríquez

@migrantesenvuelo

Artículos Relacionados

118,192FansMe gusta
10,000SeguidoresSeguir
1,000SeguidoresSeguir
16,300SeguidoresSeguir
775SeguidoresSeguir
7,930SuscriptoresSuscribirte
0
0
0
0