Rate this post

San Salvador – El Salvador.- La reciente acusación de la Fiscalía salvadoreña ha añadido una nueva mancha al expediente del ex presidente Mauricio Funes. El exmandatario, quien dirigió los destinos de El Salvador entre 2009 y 2014, gastó miles de dólares, pertenecientes al Estado, en el cuidado de sus mascotas.

 

Según Jorge Arriaza, jefe de la Unidad Anticorrupción de la Fiscalía General de la República (FGR), Funes pagó 149 mil dólares para cancelar los honorarios de las personas que se encargaban de pasear y de “desestresar” a sus perros.

 

De acuerdo con Arriaza, el exgobernante era capaz de erogar hasta mil 200 dólares por semana. “Ese gasto no era en alimentación o medicinas”, dijo el representante del Ministerio Público, quien no precisó cuál era la raza de los animales.

 

No obstante, fuentes militares revelaron que, durante su gestión, Mauricio Funes escogió a un Capitán, quien era el responsable del cuidado de un canino de la raza san bernardo.

 

La FGR ha acusado al ex jefe de Estado, a su familia, amigos y funcionarios más cercanos de ser parte de una red corrupta que gastó 351 millones de dólares en la compra de inmuebles, haciendo inversiones en empresas de papel y realizando viajes de placer.

 

En 2016, Mauricio Funes se asiló en Nicaragua, un país que, gracias a su protección, le ha permitido evadir las cinco órdenes de captura emitidas en su contra.