Rate this post

Los Ángeles – EEUU.- Facebook, la compañía estadounidense que ofrece servicios de redes sociales, admitió que WhatsApp, su aplicación de mensajería, fue objeto de un ataque informático.

 

De acuerdo con lo revelado por la empresa al diario “Financial Times”, el ciberataque fue posible gracias a un programa espía que simulaba una llamada. Sin que el usuario contestara, el software lograba activarse, permitiéndole a los “hackers” tener acceso a los datos de las víctimas.

 

Facebook dijo desconocer cuántas personas pudieron resultar afectadas. Pese a ello, descartó que la arremetida pudiese tener un alcance masivo. Según la compañía, el ataque fue selectivo y estuvo dirigido a periodistas, abogados y organizaciones de derechos humanos.

 

La empresa de redes sociales ha señalado a la compañía israelí NSO como la responsable de lo ocurrido. “Este ataque tiene todos los distintivos de una compañía privada, conocida por trabajar con gobiernos para infectar con programas espías que toman el control de las funciones de los sistemas operativos de los móviles”, le indicó Facebook al “Financial Times”.

 

En respuesta, NSO ha asegurado que sólo trabaja “con agencias de inteligencia y legales”. Adicionalmente, agregó que “ni usaría ni podría usar su tecnología para apuntar a persona u organización alguna”.