Rate this post

Ciudad de México – México.- El sacerdote católico, Francisco Javier Bautista, fue detenido, el martes, por autoridades de la Ciudad de México. Al religioso se la acusa de ser el autor material del asesinato de Hugo Leonardo Avendaño, un joven universitario, que fue hallado sin vida en la localidad de Tlalpan.

 

Avendaño desapareció el pasado 11 de junio y no fue sino hasta dos días después que su cadáver fue encontrado, a bordo de su vehículo. La semana pasada Ernestina Godoy, titular de la Procuraduría General de Justicia de la capital azteca, aseguró que la muerte del joven no había sido producto de un secuestro, sino de un asesinato.

 

Precisamente ese delito fue el considerado por el juez de control que emitió la orden de captura, con la que funcionarios de la Fiscalía procedieron a arrestar al religioso. De acuerdo con familiares, el clérigo habría actuado en contra de la víctima para evitar que ésta revelara ciertas irregularidades.

 

Luego de la detención, la Arquidiócesis Primada de México emitió un comunicado, de acuerdo con el cual “espera y confía en que el trabajo de las autoridades encargadas de la investigación (…) sea eficaz, riguroso, apegado estrictamente a derecho”.  En el texto, la Iglesia católica mexicana se muestra dispuesta aportar la información que sea requerida para el avance de las pesquisas.