Rate this post

Sonora – México.- El presidente Andrés Manuel López Obrador se reunió nuevamente con la familia LeBarón, pero esta vez en Bavispe, en las montañas de Sonora en el norte de México, donde aseguró que habrá justicia por la muerte de nueve de sus miembros que quedaron atrapados en medio de una presunta disputa entre carteles de narcotráfico.

“Se está avanzando y va a haber justicia, no solo porque este es un asunto que afectó a familias mexicanas y estadounidenses o porque se dio aquí en la frontera, es una convicción nuestra hacer valer la justicia en todos lados”, expresó el mandatario.

El 4 de noviembre fueron acribillados a tiros tres mujeres y seis niños de la familia de mormones LeBarón cuando se trasladaban en tres camionetas a su rancho en La Mora.

El suceso conmocionó a México y Estados Unidos. Las víctimas tenían doble nacionalidad. Por el caso hay siente personas detenidas.

El presidente anunció que se levantará un monumento en homenaje a las víctimas y que se harán reconocimientos a las primeras personas que acudieron al rescate de los heridos.

La familia siempre se quejó de la tardanza de los grupos de rescate para llegar a la retirada zona del suceso. Niños que sobrevivieron al ataque pasaron horas escondidos y un bebé estuvo en el automóvil junto a su madre muerta.

Margaret, en representación de la familia LeBarón, agradeció la visita del presidente a la comunidad y condenó la violencia. “Esta masacre nos ha dejado perdidos y destrozados. Espero que no sea lo que defina el destino de nuestra comunidad».