Rate this post

Miami – EEUU.- El Buró Federal de Investigaciones (FBI, por sus siglas en inglés) sospecha que el tiroteo, registrado el viernes en una base militar de Florida, pudo ser un ataque terrorista.

 

El incidente, que dejó cuatro muertos y ocho heridos, se produjo cuando Mohammed Alshamrani, un teniente de la Fuerza Aérea de Arabia Saudí, abrió fuego dentro de un salón de clases de la Base Aérea Naval de Pensacola.

 

Alshamrani, de 21 años, había llegado a Estados Unidos, junto a otros compañeros, con la intención de formarse como aviadores.

 

El joven soldado, quien fue dado de baja por las autoridades que respondieron a la emergencia, había organizado una cena, en la que él y otras tres personas observaron videos de tiroteos masivos.

 

El FBI sospecha que el agresor utilizó internet para publicar mensajes, en los que denunciaba el apoyo estadounidense a Israel y en los que acusaba a Estados Unidos de tener una política antimusulmana.

 

Fuentes del Buró indicaron que, hasta el momento, no se han producido arrestos, pero que todos los estudiantes extranjeros que se encontraban en la Base Aérea Naval de Pensacola han sido ubicados.