Insostenible subida en precios

0
19

 Las últimas declaraciones de la secretaria de prensa de la Casa Blanca, en relación a la falta de provisiones de miles de artículos de primera necesidad y con precios elevados hacia los estadounidenses, el que se suma el alimenticio, queda muy claro que, según la funcionaria, la causal es la pandemia ante la escasez de trabajadores en empresas públicas y privadas del país, en casi todos los estados de la Union Americana, lo que permite, desafortunadamente, que los barcos de alto calado o de carga, se encuentren con los productos dentro de sus contenedores. 

Lo relatado por la portavoz de la Casa Blanca, es sumamente grave, no solo por su contenido sino por las consecuencias sociales y económicas para los estadounidenses, que ya han comenzado a sentirse los efectos dentro de su economía habitual, porque a nuestro criterio, más del 100 por % de todo artículo de uso y consumo humano subieron de precio, sin que nadie o ninguna autoridad pueda detener este galopante aumento que afecta considerablemente en el costo de vida de cada familia que vive en este país y resto del mundo. 

Biden molesto

Al presidente Biden, le ha molestado ( y no podía ser de otra manera) este insoportable aumento de precios, como se refleja la orden ejecutiva que en estos últimos días t ha dado al Consejo Económico, para que busque medios para tratar de reducir aún más estos costos inmediatamente, en esta crisis por la que estamos afrontando a raíz de la pandemia del COVID-19, que dicho sea de paso, hay millones de personas que aún se resisten a inocularse; especialmente en varios sectores de la salud, educativo y empresa privada, que manifiestan que se están vulnerando sus derechos civiles constitucionales y, que no compartimos, pero los respetamos. 

Toda la sociedad afectada

Dentro de este esquema de crisis, a la que afecta directamente es a toda la sociedad, que indudablemente recae más en las familias pobres; y como es obvio, a aquellas que están en el escalafón como migrantes sin recursos económicos, para afrontar esta insostenible subida de precio, principalmente en alimentación, salud y vivienda; sin descartar la educación que también es otro sujeto activo en la economía de cada familia y, que no distingue estos aspectos, ninguna condición social migratoria o no. 

Conocemos que existen justificaciones por esta escalada subida de precios en bienes de consumo. La falta de trabajadores por la necesidad en la mano de obra requerida, tiende a no manejarse bien esta crisis.

Existen cientos de buques anclados en puertos internacionales con miles de toneladas de mercaderías sin poder desembarcarlas para los países de consumo, lo que demuestra que, no hay escasez de los mismos sino un inoperante sistema aduanero sumado a la pandemia del COVID-19; al aumento del costo del precio de la gasolina, que se mantiene desde mediados del año 2021: North Carolina, con $ 3.22 galón); South Carolina en $ 3.17 y galón en lo que respecta al área de Charlotte a $ 3.19 el galón, respectivamente, pero que resulta inexplicable que habiendo gente desocupada no desean ir a trabajar.

Falta de importancia

Lo que hay es una falta de importancia y hasta podríamos atrevernos a pensar que es sabotaje en muchos sindicatos de trabajadores para no laborar, porque muchos de éstos, siguen recibiendo ayuda económica gubernamental del Tío SAM, que es lo que provoca no ir a trabajar y motiva la escasez de la mano de obra.Y esto, precisamente, esto, es lo que no únicamente en Estados Unidos se debe investigar sino en todos los países que están siendo afectados, que provoca esta insostenible subida de precios en todos los bienes de consumo, afectando cada día a grupos de familias más necesitadas en el mundo entero.