Cierre de frontera sur comienza a dejar consecuencias

0
24

Texas – Estados Unidos.- Desde que se activó el cierre preventivo de la frontera Sur, que comunica Estados Unidos con México, debido a la pandemia del coronavirus y para evitar la propagación de casos, hace menos de una semana, las consecuencias comienzan a notarse en las ciudades fronterizas como MCallen, Texas; las calles se encuentran desoladas y los negocios vacíos. Los comerciantes están preocupados por su economía pues aseguran que no podrán resistir los 30 días que durará el cierre de los puentes internacionales, el 80% de sus clientes provenían de México.

“Si cierras el puente se va todo el negocio de nosotros, la mayoría viene de México y los de aquí no quieren salir de la casa, entonces por eso no hay ninguna persona en la calle” manifestó Sunil Samtani, un comercial de Mcallen que asegura que sus finanzas no resistirán.

Ante la falta de clientes, algunos comerciantes de la zona han decidido cerrar sus negocios, otros se encuentran abiertos pero con un personal mínimo.

“Hemos tenido una baja porque también contamos con el público de México y ya ve que están cerrando la frontera, entonces también esa clientela nos hace falta” expresó una comerciante.

El comercio en Texas ya se había visto afectado por el pánico de los habitantes ante el coronavirus, sin embargo las restricciones adoptadas por los gobiernos de ambos países empeoraron la situación. Ahora mismo en las calles solo pueden verse algunas personas que salen de sus hogares para adquirir artículos de primera necesidad.

“Hay mucha diferencia, mucha soledad y especialmente problemas en las tiendas y va cerrando todo” dijo Victoria Páez, una vecina de Mcallen.

Otra vecina identificada como Clara Arreguín, también expresó su sensación ante el coronavirus y las medidas adoptadas: “Muy triste y muy solo, desgraciadamente llegó esta epidemia que pronto va a pasar. Con la gracia de Dios vamos a salir bien de todo esto” .

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here