Rate this post

Los Ángeles – Estados unidos.- Beyoncé poco dada a las entrevistas se sinceró para la revista Elle, de la cual es portada de su próxima edición, y habló sobre cómo los abortos que sufrió cambiaron su vida.

La artista respondió a interrogantes que sus propios seguidores enviaron a través de redes sociales y dejó espacio para abrir las puertas de su hermética vida privada.

“Aprendí que el dolor y la pérdida eran un regalo. Esos abortos me enseñaron que tenía que aprender a cuidar de mí misma antes de ser madre de otra persona”, dijo la cantante quien es la progenitora de Blue Ivy, de 7 años, y los gemelos, Sir y Rumi, de dos.

“Tuve a Blue y la búsqueda de mi yo interior fue mucho más profunda. Morí y renací de la relación conmigo misma”, confesó la artista de 38 años.

Su vida profesional cambió también. “Ser ‘la número uno’ ya no era mi prioridad. Mi verdadera victoria ha sido crear arte y un legado que vivirá mucho más allá de mí. Eso es muy gratificante”, respondió a una de las preguntas.

Para Beyoncé sus seres queridos son lo primero. Su agitado trabajo le consume mucho tiempo pero siempre llega a casa para cenar en familia.

“Me aseguro de estar presente para mis hijos: dejar a Blue en el colegio, llevar a Rumi y a Sir a sus actividades, tener tiempo para mis momentos con mi marido”, sostuvo.

En la entrevista que saldrá publicada en la revista aseguró que sus hijos y la madurez le enseñaron a valorarse más allá de la apariencia física. “El que no te importe es lo más liberador”.