Rate this post

Montgomery – EEUU.- Congresistas del estado de Alabama aprobaron un restrictivo proyecto de ley que prohíbe, casi por completo, cualquier tipo de aborto.

 

La norma que fue votada por el Senado estadal la noche de este martes y que ahora sólo espera por la firma de la gobernadora, Kay Ivey, contempla penas de hasta 99 años de prisión para los médicos que practiquen procedimientos destinados a interrumpir la gestación.

 

La ley tampoco prevé excepciones para aquellos casos en los que el embarazo haya sido provocado por incesto o por una violación.

 

Pese a ello, el instrumento legal sí autoriza el aborto medicinal; es decir, aquel que se efectúa cuando está en riesgo la vida de la madre o cuando el feto tiene alguna anomalía que puede resultar letal.

 

La nueva herramienta jurídica, que fue impulsada por los republicanos de Alabama, será impugnada por organizaciones que dicen proteger los derechos civiles.