Rate this post

California – Estados Unidos.- Los tentáculos del Servicio de Control de Inmigración y Aduanas (ICE, por sus siglas en inglés) llegaron hasta la plataforma de streaming, luego de cerrar una servicio telefónico gratuito mencionado en una serie de Netflix, en el que los detenidos denunciaban sus condiciones de reclusión y se ponían en contacto con abogados.

Freedom for Immigrants, que desde 2013 proporcionaba ayuda a los inmigrantes a través de la línea telefónica, demandó al ICE en un tribunal de Los Ángeles por cerrar este servicio en agosto, luego de una mención sobre éste en la serie ‘Orange Is The New Black’.

En una secuencia de un capítulo de la séptima temporada de la serie, narrada por Univisión, Maritza, un personaje ficticio, tiene prevista una audiencia de inmigración, pero como no cuenta con un abogado, una compañera en la prisión le dice que no se preocupe porque la organización Freedom for Immigrants ofrece una línea directa para los detenidos que necesitan un defensor gratuito.

En parte del diálogo se advierte sobre la posibilidad de que suspendan el servicio. «Tienes que tener cuidado (…) Aparentemente, si descubren que estás usando la línea directa, el ‘Gran Hermano’ la cierra», menciona una de las detenidas.

«No pueden cerrar esta línea directa en represalia por el hecho de que no les gusta lo que Freedom for Immigrants está diciendo», criticó Moez Kaba, de la firma Hueston Hennigan, que representa al grupo.

La línea recibía entre 600 y 14,500 llamadas al mes, estimaron los demandantes en el recurso interpuesto ante el tribunal.

ICE no quiso hacer comentarios sobre la demanda pero aseguró que la línea no fue eliminada en agosto sino el año pasado.

Bryan Cox, un portavoz de la agencia federal, dijo que se estaba haciendo un mal uso del servicio porque Freedom for Immigrants facilitaba el contacto de los detenidos con los familiares a través de las llamadas.