Rate this post

Illinois – Estados Unidos.- Un menor de 9 años de edad fue acusado por cargos de homicidio en primer grado de tres niños y dos adultos durante un incendio premeditado en Illinois.

Al niño, del que se desconoce la identidad, también se le imputan cargos por incendio premeditado e incendio premeditado agravado.

El hecho ocurrió en abril de este año en un parque de casas rodantes en Goodfield, al sudeste de Chicago. En el incendio murieron un niño de un año y dos de dos años, además de un hombre de 34 y una mujer de 69.

«Es una tragedia, pues al final del día se está acusando a una persona muy joven de uno de los delitos más graves que tenemos”, expresó Greg Minger, el fiscal que lleva el caso.

De ser declarado culpable, el niño podría estar al menos cinco años en libertad condicional y probablemente se le impongan terapias psicológicas.

La acusación penal despertó múltiples reacciones en la comunidad.

«Los niños de nueve años no saben que Santa Claus no existe. No saben que la gente muere y no vuelven a la vida», dijo el exfiscal Gus Kostopoulos. «No sé si los niños de nueve años pueden intentar cometer un asesinato», añadió.

Betsy Clark, presidenta de la Iniciativa de Justicia Juvenil en Illinois, dijo que los cargos “están completamente fuera de lugar, teniendo en cuenta todo lo que hemos aprendido (…) especialmente sobre el desarrollo cerebral de los niños”.

Clark dijo que en otros países la edad mínima para la responsabilidad penal es de 14 años.