domingo, junio 16, 2024

Seguidores de AMLO parecen no querer Verdad, Justicia ni Paz

Ciudad de México – México.- Familiares y amigos de personas asesinadas o desaparecidas en México realizaron durante cuatro días una marcha por la paz que llegó hasta la principal plaza de la capital mexicana. Tristemente la actividad culminó con una tensa confrontación entre los afectados por la violencia en México y los simpatizantes del presidente Andrés Manuel López Obrador.

Decenas de manifestantes, entre ellos mormones con nacionalidad mexicana y estadounidense, fueron insultados por quienes apoyan a AMLO. La Caravana por la Verdad, Justicia y Paz, fue rodeada por los violentos mientras se acercaba al Palacio Nacional en la plaza del Zócalo con el objetivo de dejarle una carta al presidente.

“¡Váyanse del país!”, gritaron los pro López Obrador, acusando incluso a los familiares de las víctimas de ser provocadores y mantener acuerdos de pago con la oposición política del actual mandatario mexicano.

Entre los participantes de la protesta que alzó  su voz en contra de la violencia, se encontraban miembros de la comunidad mormona LeBarón. En noviembre de 2019, esa comunidad fue atacada por hombres armados quienes emboscaron una caravana familiar y mataron a nueve personas, tres mujeres y seis niños.

La movilización avanzó durante varios kilómetros en absoluto silencio. En el Paseo de la Reforma hicieron un alto para marcar las tragedias.

“¡Verdad! ¡Justicia! ¡Paz!”, exclamaron cerca de una estructura en honor a la muerte de 49 bebés y niños que perdieron la vida durante un incendio en una guardería del gobierno, hasta el momento nadie se ha responsabilizado por el suceso.

En la estructura metálica que recuerda a los estudiantes de la localidad de Ayotzinapa que fueron secuestrados y aparentemente asesinados por un cártel del narcotráfico, también se detuvieron y contaron hasta 43.

Más adelante, las madres de jóvenes desaparecidos esperaban la procesión mientras sostenían imágenes de sus hijos con detalles personales que los identificaban.

“Hijo, escucha. Tu madre está en la lucha”, gritaban sin cesar.

Una vez que la procesión llegó al Zócalo, los simpatizantes del presidente le cerraron el paso, gritándoles “Es un honor estar con Obrador” y “¡Fuera!”.

Un miembro de la familia LeBarón respondió: “Esto es una llamada a la conciliación (…) La paz nace en el corazón”.

Durante el año 2019 en México se registraron 35mil homicidios, la cifra ha sido la más alta de la historia en el país y habla muy mal del primer año de gestión completo de López Obrador en la presidencia. El número representa una tasa de aproximadamente 23 asesinatos por cada 100.000 habitantes.

El la última década miles de mexicanos también desaparecieron y no existen rastros de ellos. La ayuda por parte de las autoridades para localizarlos ha poca.

Artículos Relacionados

118,192FansMe gusta
10,000SeguidoresSeguir
1,000SeguidoresSeguir
16,300SeguidoresSeguir
775SeguidoresSeguir
7,930SuscriptoresSuscribirte
0
0
0
0