“Decepcionados”: Bares y gimnasios se quedan nuevamente a las puertas de la reapertura

0
197

CHARLOTTE, NC.- La tan anhelada reapertura tendrá que seguir esperando para bares y gimnasios, negocios que vuelven a quedar sin la posibilidad de reanudar sus operaciones tras el anuncio del gobernador Roy Cooper de que Carolina del Norte permanecerá al menos tres semanas más en la Fase 2 “Safer At Home”.

La Fase 3 del plan de reapertura gradual de Carolina del Norte iniciaría el viernes 26 de junio, pero el repunte de casos de coronavirus COVID-19 en las últimas semanas hizo que Cooper decidiera prolongar la etapa actual y no aliviar más las restricciones impuestas para frenar la propagación del virus.

Mian Rex, propietaria de Total Being Yoga, había cambiado las clases presenciales a virtuales, pero los ingresos no son suficientes.

“Si no abrimos pronto, en uno o dos meses realmente no sé dónde estaremos”, comentó Rex.

“Mi personal ha estado sin trabajo durante tres meses. Están, odio usar la palabra, desesperados”, dijo Shawn Shrader, propietario de The Kilted Buffalo, una negocio que mezcla barbería y bar con sedes en Huntersville, Mooresville, y próximamente en Plaza Midwood.

Shrader dijo estar “decepcionado” tras el anuncio de Cooper que le obliga a mantener cerrados sus negocios.

The Kilted Buffalo y otros negocios de bares y gimnasios estuvieron a punto de abrir sus puertas al inicio de la Fase 2, pero dos días antes, el 20 de mayo, el gobernador anunció que estos establecimientos no abrirían como estaba previsto originalmente.

Zack Medford, presidente de la Asociación de Abogados y Tabernas de Carolina del Norte (NCBATA, por sus siglas en inglés), dijo que la decisión del gobernador “es la firma efectiva de una orden de muerte para 1.063 bares en el estado, mientras que ofrece un alivio cero a los propietarios de pequeñas empresas o sus empleados”.

La presión para que bares y gimnasios reabran ha llegado a tribunales en varias demandas e incluso los legisladores han aprobado proyectos de ley que buscan la reanudación de sus actividades pero Cooper los ha vetado.

El gobernador argumenta que sus decisiones están basadas en datos científicos. “Sé que este virus ha sido muy difícil para los propietarios de negocios que están ansiosos por abrir sus puertas (pero) queremos que se abran de forma segura”, dijo este miércoles.

En la conferencia mencionó que los gimnasios podrían abrir el 17 de julio cuando se espera finalice la Fase 2, sin embargo no mencionó a los bares. La NCBATA espera la decisión de judicial.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here