Rate this post

Yakarta – Indonesia.- Un voraz incendio, ocurrido este viernes, redujo a cenizas y a hierros retorcidos lo que solía ser una casa ubicada en la provincia de Sumatra Norte, en Indonesia. El inmueble, que fue alquilado, hace cuatro años, a un empresario de la ciudad de Medan, era utilizado como fábrica para la elaboración de fósforos.

 

Unas 30 personas, entre ellas tres menores de edad, perdieron la vida, a causa del siniestro. Funcionarios de la agencia de mitigación de desastres del distrito de Langkap dijeron a la prensa que el estado en el que quedaron algunos cuerpos hacía casi imposible su identificación.

 

De momento, se desconoce qué pudo haber ocasionado las llamas, según lo apuntado por un vocero de la policía de Sumatra Norte.

 

Indonesia es un país en el que millones de personas trabajan en fábricas o negocios clandestinos que no cuentan con las condiciones laborales ni de seguridad más básicas.