Rate this post

Roma – Italia.- El papa Francisco celebró, este domingo, la Misa de Solemnidad de Pentecostés. En medio de una Plaza de San Pedro repleta de fieles, el pontífice criticó los efectos perversos de las redes sociales.

 

“En la era de la tecnología estamos distanciados: más ‘social’, pero menos sociales”, afirmó su santidad durante la lectura de la homilía.

 

Del mismo modo, Francisco rechazó la discriminación y el uso del insulto como mecanismo de ataque contra aquel que piensa distinto.

 

“Del nido a la secta, el paso es corto: ¡cuántas veces se define la propia identidad contra alguien o contra algo!”, exclamó el vicario de Cristo.

 

El máximo jerarca de los católicos también consideró que “está de moda adjetivar”. Para el papa es posible afirmar que el mundo está sumido “en una cultura del insulto como primera respuesta ante una opinión que no comparto”.

 

El obispo de Roma rechazó la venganza como medio para resarcir cualquier daño.

 

“Los hombres espirituales devuelven bien por mal, responden a la arrogancia con mansedumbre, a la malicia con bondad, al ruido con el silencio, a las murmuraciones con la oración, al derrotismo con la sonrisa”, manifestó.