Rate this post

San Francisco – Estados Unidos.- En una nueva manifestación de activismo de la fuerza laboral, empleados de Google le han solicitado al gigante tecnológico no cooperar con agencias federales de inmigración, suministrando datos, ni almacenando información.

Específicamente el exhorto realizado por el grupo Googlers for Human Rights (Googleros por los Derechos Humanos), exige a la compañía no postularse en la licitación de un contrato para almacenar información de la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza (CBP, por sus siglas en inglés) en la nube.

La petición fue firmada por más de 800 empleados de Google y en ella además de exigir a la empresa, también denuncian que en la CBP, el Servicio de Control de Inmigración y Aduanas (ICE) o la Oficina de Reubicación de Refugiados (ORR) existe un «sistema de abusos» y «negligencia maligna».

Los empleados indicaron que no proporcionarán ningún tipo de servicio técnico a las agencias hasta que «dejen de violar los derechos humanos».

«Al trabajar con la CBP, el ICE o la ORR, Google estaría canjeando su integridad por unas pocas ganancias y uniéndose a una estirpe vergonzosa», escribieron los empleados de Google.

La fecha tope de licitación para obtener el contrato con la CBP, responsable de vigilar las fronteras de Estados Unidos, fue el 1 de agosto. Actualmente se desconoce si Google mostró interés por licitar.