martes, junio 18, 2024

Nuevo timón en Cámara Baja

El barco político en el Congreso de los EE.UU., está zarpando en un puerto con mareas muy altas al inicio del 2023. La madrugada política del 7 de enero, con la nueva elección de McCarthy, como nuevo presidente de la Cámara Baja, creó antes de su elección, una incertidumbre dentro del mismo partido al que pertenece, al Republicano. Sin embargo, esta elección puso fin a las maratónicas sesiones que en desacuerdo tenían los de su partido por la presidencia del legislador californiano, porque los conservadores tuvieron que ceder para una elección con mayoría simple y, esta fue la gran verdad en la olla que estaba por romperse.

McCarthy, sustituye a Nancy Pelosi, pero éste tiene una gran diferencia políticamente más complicada debido a las divisiones existentes y esto no lo puede negar ni él mismo, lo que se hace presumir que su gobernabilidad dentro de la Cámara Baja, le sería muy costoso negociar con los demócratas.

Gobernar responsablemente

Sin embargo, el discurso del presidente McCarthy, está siendo analizado por los demócratas al decir,” es tiempo de gobernar responsablemente y asegurar que ponemos los intereses de las familias estadounidenses primero”…Pero, en política se puede decir todo al mismo tiempo pero no hacerlo todo en el mismo tiempo”.

Lo grave, por decir lo menos, es que el presidente Biden, sin control de ambas cámaras no tendría claras oportunidades de aprobar importantes leyes para el país. Pero, tampoco los republicanos debido a que el Senado está en manos de los demócratas, lo que ocasiona policialmente hablando en que, el timón del barco con nuevo capitán en la Cámara Baja”, no iría con viento en popa y a los “marinos” legisladores en el Congreso de los EE.UU., les vendría esperar la nueva tormenta de las próximas elecciones generales del 2024, en donde no sabemos si al actual inquilino de la Casa Blanca, Joe Biden, le encantaría junto con el capitán del barco McCarthy, alzar anclas para una reelección presidencial, pero así como empezaron las cosas, difícilmente, pero no imposible… porque en política nada está dicho.

Rumbo sombrío

A McCarthy, le espera un rumbo sombrío en la conducción de la Cámara Baja. Uno de los primeros desafíos, es enfrentarse a una reforma migratoria integral para más de 11 millones de indocumentados. Clamor para la Ciudadanía Americana que demandan los soñadores y el candente y ruidoso tema de la Ley del Aborto, en el que ya hay un pronunciamiento de la Suprema Corte de Justicia.

La otra faceta política del gobierno de Biden es fortalecer un programa humanitario que pretenda aumentar la seguridad en la frontera y así reducir el cruce ilegal entre los puertos de entrada, pero a este otro sueño es despertar a lo que todavía no se ha hecho realidad, como es abolir el Título 42, y mientras tanto, continuar exigiendo que inmigrantes originarios de Nicaragua, Cuba y Haití, puedan ingresar a EE.UU. a través de un proceso de petición familiar o patrocinio de un residente permanente en este país. Esto se considera viable pero demasiado complicado, porque mientras el Ejecutivo con el Legislativo sigan manteniendo una posición anti-bicameral, nada sucederá.

El nuevo Capitán del barco tendrá que saber manejar su timón con el inquilino de la Casa Blanca desde Washington,DC., aunque ya el pueblo estadounidense tiene su propia visión, antela cara con el gesto burlesco que exhibió McCarthy, cuando el presidente Biden daba su informe a la Nación el martes 8 de febrero 2022.

Artículos Relacionados

118,192FansMe gusta
10,000SeguidoresSeguir
1,000SeguidoresSeguir
16,300SeguidoresSeguir
775SeguidoresSeguir
7,930SuscriptoresSuscribirte
0
0
0
0