Rate this post

Cuba.  El gobierno de Cuba informó que tras las dificultades para conseguir divisas extranjeras por la crisis en Venezuela y las sanciones de los Estados Unidos, reducirá sus importaciones y evaluará las estrategias con las empresas locales que dependen de compras externas.

Alejandro Gil, ministro de Economía y Planificación de Cuba, informó acerca de los planes de compras en el exterior,  “Los vamos a revisar en conjunto con las empresas con el objetivo de disminuir las importaciones y buscar las soluciones a las demandas en el territorio nacional”.

Las empresas estatales son las que importan insumos para la isla, que engloban todo el sector económico, desde el petróleo, hasta productos destinados a los anaqueles de los supermercados.

“Tenemos que revisar las entidades que tienen esquemas de financiamiento en divisas aprobados, las importaciones, para ajustar las mismas a los niveles imprescindibles”, planteó Gil. “Incluso reducir los coeficientes de retención para lograr un nivel de aporte a la cuenta de financiamiento central de forma tal que se puedan priorizar los pagos más importantes y dentro de ello las deudas con países priorizados”, agregó.

La crisis política actual en Venezuela, que es el principal socio comercial de Cuba y gran proveedor de la mitad del petróleo que consume la isla, acompañada de las fuertes sanciones financieras impuestas por los Estados Unidos, sumergirá a Cuba en una fuerte depresión económica, donde la escasez golpeará inevitablemente a la población cubana.