Rate this post

Pekín – China.- El diario estadounidense “The Washington Post” y el británico “The Guardian” se sumaron, este fin de semana, a la lista de medios censurados por las autoridades chinas.

 

Los portales web de ambos rotativos fueron bloqueados a través de la “Gran Muralla de Fuego”, el sistema empleado por Pekín para monitorear lo que se publica en internet e impedir el acceso a aquellos contenidos que son contrarios a los intereses del gobierno y de su Partido Comunista.

 

De esa manera, tanto “The Washington Post” como “The Guardian” se unen a un listado en el que ya se encontraban “The New York Times”, “The Wall Street Journal”, CNN, Bloomberg y Reuters.

 

Ninguno de esos medios o sus informaciones pueden ser consultadas dentro de China, una nación que también ha limitado el acceso a redes sociales como Facebook, Twitter e Instagram y el uso de aplicaciones como WhatsApp, Dropbox o Slack.

 

Incluso buscadores como Google y sitios para la reproducción de videos como YouTube se encuentran vetados al público.

 

En China, la censura se incrementó en las últimas semanas, pues el pasado 04 de junio se cumplieron 30 años de la Masacre de Tiananmén, un incidente que se registró en 1989 y que dejó heridas que aún están frescas en buena parte de la sociedad china.

 

En aquella arremetida, la Infantería del Ejército, actuando por órdenes del Partido Comunista, embistió y atacó a cientos de manifestantes que se habían congregado en la Plaza de Tiananmén, en Beijing, para protestar contra la corrupción y las medidas represivas del Ejecutivo.

 

A causa de aquel acontecimiento, entre 400 y 800 personas perdieron la vida, mientras que la cifra de heridos se estimó entre cien mil y un millón de individuos.