Rate this post

Washington – Estados Unidos.- Con más de 630 casos confirmados de coronavirus en Carolina del Norte y dos muertes vinculadas a dicho virus, el presidente de Estados Unidos, Donald Turmp, ha decido aprobar la declaración de Desastre Mayor para Carolina del Norte.

El condado de dicho estado que ha presentado la mayor cantidad de casos, es Mecklenburg, la cifra de positivos en ese condado ya suman casi 200 casos. En el condado de Mecklenburg ya se ha emitido la orden de quedarse en casa.

Fue justamente el gobernador Roy Cooper, quien a través de una carta dirigida al Presidente Trump, solicitó la Declaración de Desastre Mayor para el Estado de Carolina del Norte, debido a los fuertes impactoS del COVID-19.

«Es importante que ayudemos a los norcarolinianos a mantenerse protegidos de los impactos de salud por el COVID-19, así como a recuperarse económicamente de los impactos financieros que la contingencia está teniendo en nuestro estado», expresó Cooper en el texto enviado.

Al solicitar la Declaración de Desastre Mayor, el Gobernador Cooper pidió al gobierno federal que brinde asistencia individual a los afectados, incluyendo asesoramiento por crisis, asistencia por desempleo debido a desastre y asistencia de la Agencia de Pequeños Negocios, entre otros puntos.

Tras la declaración de desastre mayor presentada por Trump, la Agencia Federal para el Manejo de Emergencias (FEMA) anunció que la ayuda federal de emergencia ya se encuentra a disposición de Carolina del Norte para complementar los esfuerzos de recuperación estatales, tribales y locales en áreas afectadas por la pandemia Covid-19 que aún sigue propagándose.

Gracia B. Szczech fue nombrada Coordinadora Federal para las operaciones federales de recuperación en el área afectada.

«La misión de FEMA es ayudar a las personas antes, durante y después de un desastre», recordaron.

En el vecino estado de Carolina del Sur, la situación no es muy diferente ni alentadora, la cantidad de casos confirmados de Covid-19 ya supera los 420.