Rate this post

Chicago – Estados Unidos.- El mundo del boxeo se encuentra de luto por la muerte de Patrick Day. A cuatro días de haber sido derrotado por nocaut y tras sufrir durante la pelea graves lesiones cerebrales, el boxeador de tan solo 27 años de edad, falleció en el Northwestern Memorial Hospital de Chicago.

El décimo ‘round’ del encuentro que se llevó a cabo en el Wintrust Arena,  fue decisivo, no solo para la competición, la cual claramente estaba siendo ganada por Charles Conwell, si no para la vida de Day. El impacto de dos derechas y un gancho de izquierda que noquearon a Day, llevó al boxeador a estrellar su cabeza contra el lienzo, por lo que el árbitro Celestino Ruíz detuvo inmediatamente la pelea sin iniciar la cuenta de protección.

Day fue atendido inmediatamente por el personal médico y sacado del cuadrilátero en una camilla, para posteriormente en una ambulancia llevarlo al hospital.

Desde el momento de la caída, el púgil nunca recuperó la consciencia, luego convulsionó y entró en coma antes de someterse a una cirugía cerebral de emergencia.

Rodeado de sus padres, familiares y equipo, tras cuatro días en coma y sin ninguna esperanza de vida, Day fue desconectado de las máquinas que lo mantenían vivo.

“En el nombre de la familia, del equipo y de los más cercanos a Patrick, agradecemos las oraciones, las manifestaciones de apoyo y todo el amor hacia Pat que se ha enviado desde su lesión”, expresó en un comunicado Lou DiBella, representante de Day.

Con profundo dolor y un fuerte sentimiento de culpa, dos días antes de la muerte, Conwell publicó una carta a Day. “ Nunca quise que esto te pasara. Todo lo que quise hacer fue ganar. Si pudiera regresar al pasado lo haría. Nadie merece que esto le suceda”, dijo. “ Repito la pelea una y otra vez en mi cabeza pensando por qué pasó esto y por qué te sucedió a ti”, agregó.

“No puedo dejar de pensar en ti. Recé por ti muchas veces y derramé tantas lágrimas porque ni siquiera podía imaginar cómo se sentirían tu familia y tus amigos. Te veo en todas partes donde voy y todo lo que escucho son cosas maravillosas sobre ti”, concluyó.