Rate this post

Los Ángeles – Estados Unidos.- LeBron James, uno de los jugadores de la NBA más influyentes en el mundo, enfrenta una demanda multimillonaria por uso indebido del eslogan que usa para las obras sociales que acostumbra a realizar.

La frase “Más que un deportista”, que James y su fundación emplean para destacar su labor social, es la piedra de tranca que lo pone en terrenos judiciales con Game Plan Inc., que reclama apropiación indebida del eslogan.

En concreto la organización juvenil Game Plan Inc. exige 33 millones de dólares a la estrella de Los Angeles Lakers.

Según la organización establecida en Maryland, solicitaron el registro de propiedad del eslogan en junio de 2016 y lo usaron por primera vez el ocho de octubre de 2017 en unas camisetas que lucieron en un partido entre los Washington Wizards y los Cleveland Cavaliers. Un equipo en el que entonces militaba LeBron James.

El entorno del jugador, que habría usado la frase por primera vez en 2018, asegura que la demanda está “llena de errores e imprecisiones”.