Rate this post

Los Ángeles – Estados Unidos.- Un solo trabajo , “Sin control”,  realizado en el año 2005 por Jennifer Aniston junto al productor Harvey Weinstein, bastó para que la reconocida actriz comprobará el comportamiento de Weinstein tras las cámaras. La protagonista de Friends desveló que fue victima de abuso de poder por parte de Weinstein y catalogó el comportamiento del productor como “asqueroso y prepotente”.

“Tuve que interactuar con él varias veces. La vez que más recuerdo fue durante la cena posterior al estreno del filme. Yo estaba sentada en una mesa con Clive Owen, con los productores y con un amigo mío y él de repente llegó y lo primero que hizo fue a acercarse a mi amigo y ordenarle que se levantara”, cuenta Aniston.

La afamada actriz, explicó que no podía creer lo que sucedía «Mi amigo no tuvo más remedio que levantarse y ponerse en otro sitio en la mesa para que Harvey se sentara a mi lado. Fue una demostración del nivel de comportamiento asqueroso y prepotente que tenía relacionándose con todo el mundo”, señaló.

Otra situación incomoda en la que también estuvo involucrada la mujer del productor, la diseñadora Georgina Chapman, fue recordada por Aniston. “Era muy listo. Recuerdo que aquel año su ex mujer Georgina había empezado a diseñar su marca Marchesa. Y él decidió venir a visitarme a Londres mientras estábamos rodando la película para decirme que le gustaría que llevara uno de sus vestidos a la premier”.

“Yo miré el catálogo y en aquella época Marchesa no era lo que es hoy. Simplemente, su ropa no era para mí, pero el insistió en que tenía que llevar un vestido diseñado por Giorgina. Me presionó pero no sirvió de nada porque yo le dije que no. ¿Qué iba hacer? ¿Obligarme?”, puntualizó la ex de Brad Pitt, quien manifestó que Weinstein nunca intentó abusar de ella sexualmente, pero sí implementó un fuerte abuso de poder.