Rate this post

Madrid – España.- “Tiempo de actuar”, el slogan de la Cumbre del Clima (COP25) celebrada en Madrid no cumplió con su propósito después de que líderes mundiales cerraran el encuentro sin un acuerdo de acciones inmediatas para reducir la emisiones de gases de efecto invernadero.

La Cumbre finalizó 36 horas después de lo previsto debido al débil documento final que resultó inaceptable para una gran cantidad de estados por su falta de ambición. Los últimos momentos se convirtieron en un maratón de negociaciones para mejorar el texto e intentar evitar el fracaso de la reunión convocada por las Naciones Unidas.

Tras la modificación en el texto final se “alienta” a los países a “aprovechar la oportunidad en 2020 para reflejar la mayor ambición posible en respuesta a la urgencia de abordar el cambio climático” y “vuelve a enfatizar con grave preocupación la urgente necesidad de abordar la brecha” entre los planes presentados hasta ahora y lo que sería necesario para limitar la temperatura de la Tierra a 1,5°C o 2°C por encima de la era preindustrial.

“Estoy decepcionado con los resultados de la COP25”, expresó el secretacio general de la ONU, António Guterres tras el acuerdo que deja para la Cumbre de 2020 tomar acciones concretas en la reducción de emisiones.

“La comunidad internacional ha perdido una oportunidad importante para mostrar una mayor ambición en mitigación, adaptación y financiación para hacer frente a la crisis climática”, lamentó Guterres.

La reducción de las emisiones de gases de efecto invernadero es vital para evitar que la temperatura de la Tierra supere los 3°C, con respecto a la era preindustrial, un nivel que la ciencia no considera “seguro”.