Rate this post

Ginebra – Suiza.-A pocas días de que se anunciará la muerte de otras dos personas en Irán, donde la cifra de fallecidos se ha elevado a cuatro, el director de la Organización Mundial de la Salud (OMS), Tedros Adhanom Ghebreyesus , ha advertido al mundo sobre la reducción de oportunidades para contener el avance del coronavirus.

«El tiempo se está acabando», dijo la autoridad.

Tedros Adhanom Ghebreyesus ha mostrado preocupación por la cantidad de casos de COVID-19 que no tienen un vinculo claro y directo con el brote en China.

«Estamos preocupados por la cantidad de casos sin un vínculo epidemiológico claro, como el historial de viajes o el contacto con un caso confirmado», dijo.

A juicio del director de la OMS las nuevas muertes e infecciones fuera de China son «muy preocupantes».
Pese a que asegura que las medidas adoptadas en China y otros países dan esperanzas de una «posibilidad de lucha» para detener una mayor propagación, exhortó a todos los gobiernos del mundo a aportar mayores recursos para la preparación de posibles brotes.

Hasta hace algunas horas, la cantidad de casos confirmados fuera de china eran 1.152 en 26 países, que en conjunto contabilizan diez muertes. Las últimas dos muertes registradas fuera del territorio asiático tuvieron lugar en Italia este sábado.

Hasta el viernes, China reportó 75.567 casos, incluyendo 2.239 muertes.