Rate this post

Bruselas – Bélgica.- La Unión Europea aprobó el marco jurídico para imponer sanciones al régimen de Nicaragua y llamó a su presidente, Daniel Ortega, a retomar negociaciones con la oposición «con el objetivo de garantizar elecciones limpias y transparentes».

El bloque de países del viejo continente por el momento evitó sancionar directamente a responsables del régimen, pero advirtió que lo hará en caso de «un ulterior deterioro de los derechos humanos y el Estado de derecho».

«Este marco establece la posibilidad de imponer sanciones específicas e individuales a personas y entidades responsables de violaciones o abusos de los derechos humanos o de la represión de la sociedad civil y la oposición democrática en Nicaragua, así como a personas y entidades cuyas acciones, políticas o actividades menoscaben de otro modo la democracia y el estado de Derecho en Nicaragua», señala el comunicado oficial publicado por Sputnik.

El país centroamericano vive una fuerte crisis desde abril de 2018 cuando una serie de protestas contra una reforma del Seguro Social, derivó en un pedido de los manifestantes de la salida del poder de Ortega, debido a la fuerte represión por parte de las fuerzas de seguridad.

Organismos independientes calculan que la represión dejó más de 300 muertos, unos 70 mil exiliados y cientos de opositores encarcelados.

«La situación general de los derechos humanos y la gobernanza democrática sigue siendo altamente preocupante», señala el comunicado.

Los países europeos dijeron que es un «avance positivo» la puesta en libertad de un gran número de «presos políticos», pero criticaron que no se han aplicado los acuerdos sobre derechos civiles y políticos, así como la falta de voluntad del régimen de retomar el diálogo.