martes, febrero 7, 2023

Trump, al estilo Al Capone

Nos preguntamos, cada vez, que evadir el pago de impuestos federales al gobierno de los Estados Unidos de América a través de su Servicio de Rentas Internas (IRS) por sus siglas en inglés, sigue siendo un delito, y la respuesta es SÍ.

Y es que simplemente en muchas personas logran mantenerse ocultos de este acto ilícito, pero no por mucho tiempo; porque han podido mentirle al IRS pero no engañar al Gobierno Federal de los Estados Unidos y, aquellas personas o representantes de empresas que lograron hacerlo han sido privados de su libertad y por mucho tiempo, motivando la pérdida de sus derechos de ciudadanía en los que ni para ser testigos sirve.

Prebendas

Sin embargo, el sistema del IRS como institución recaudadora y sancionadora para el pago de impuestos en esta nación, no está muy clara su aplicación, porque conserva contradicciones legales y hasta privilegios en su sanción, como es el caso de las prebendas que tiene un ex-presidente estadounidense, que no es más que un empleado del pueblo como funcionario público, cuyo sueldo sobrepasa los cuatrocientos mil dólares mensuales.

Obviamente, que ser un presidente de los Estados Unidos de América, es gran honor y un privilegio ciudadano, pero no le da norma legal alguna para no pagar los impuestos cuando quiera y como él lo quiera, si lo quiere hacer, sino solo mediante un acuerdo entre el contribuyente y Gobierno Federal( IRS).

Años con ínfimos pagos

Y es que afirmamos contradicción en el sistema tributario, porque existe una mala conducta tributaria al erario nacional, que ponemos como ejemplo al ciudadano ex-presidente de los EE.UU. Donald Trump, cuando por presión en el Congreso Estadounidense, a finales de diciembre 2022, aparece una información pública sobre las declaraciones de impuestos de Donald Trump, que revelan pérdidas antes y durante su presidencia. En 2015, paga $ 641,931; en 2016, paga $ 750.00, en 2017, $ 750.00, en 2018, paga $ 999,466, en 2019, paga $ 133,445 y en 2020, no hay pago, como informa el Congreso.

Mala conducta tributaria

Esta mala conducta ciudadana del ex-presidente Donald Trump, en cuanto a la obligación de pagar los impuestos al Tío Sam, nos recuerda al célebre Alphonse Gabriel Capone, más conocido en el mundo como Al Capone o Cara Cortada, (Scarface) ciudadano hijo de padres inmigrantes italianos, que a finales de los años 1920 ( cuenta su historial), Al Capone era la figura del crimen más importante de Chicago y ya estaba en la lista de los “ más buscados”.

Su caída se produjo en 1931 cuando fue condenado a 11 años de prisión por el Gobierno Federal de los Estados Unidos de América, con el cargo de evasión de impuestos, siendo enviado a la prisión de Alcatraz, pero murió el 25 de enero de 1947 mediante un paro cardiaco después de un derrame cerebral, se conoce parte de su historia de este gánster de la mafia.

El peor delito no declarar taxes

Al Capone nació en Brooklyn, Estado de Nueva York el 17 de enero de 1899, y quien más tarde se convirtió en guardaespaldas de dos mafiosos para cumplir tareas de extorsión a propietarios de negocios para que le cedieran parte de sus beneficios.

Capone tenía un imperio criminal y sus finanzas se movían en empresas de cervecerías, destilerías, tabernas clandestinas, almacenes, flotas de barcos, camiones, night clubs, casas de juego, hipódromos, burdeles, labor union( sindicatos de trabajadores), asociaciones comerciales e industrias, etc., pero nunca reportó declaración de impuestos al IRS y este fue su peor delito que lo llevó a la cárcel.

La pregunta que el pueblo estadounidense se está haciendo es: cómo es posible, que un ciudadano estadounidense, hoy, con el rango de ex-presidente de este país, es que solo haya pagado en su declaración de impuestos al IRS durante dos años consecutivos- 2016 y 2017- la irrisoria cantidad de $ 750 cada año.

Y la matemática usada en estos años taxables es tan exacta que no difiere del uno al otro año, ni siquiera en un centavo de dólar?. Y la dudosa declaración va más allá de todo sentido común, sino que el ex-presidente Trump, siendo como es un multimillonario con inversiones en EE.UU., Reino Unido, Irlanda y China, muchas de sus declaraciones de renta arrojen pérdidas?. Eso no tiene nada de raro, es que presumiblemente se puede considerar que el comportamiento del ex-presidente Trump, tiene un modelo al estilo Al Capone o Cara Cortada( Scarface), cuya práctica debe seguir investigándose cualquiera que sea su actual rango social o político sino como ciudadano igual que todos ante la Ley, sin privilegios.

Artículos Relacionados

90,954FansMe gusta
4,754SeguidoresSeguir
1,820SeguidoresSeguir
696SeguidoresSeguir
5,530SuscriptoresSuscribirte
0
0
0
0