Rate this post

Washington – Estados Unidos.- El presidente Donald Trump ha pedido a sus asesores que averigüen qué posibilidades legales existen de que Estados Unidos pueda comprar Groenlandia.

El pedido de Trump ha sido revelado por medios estadounidenses que aseguran que los asesores están divididos entre los que creen que el mandatario ha hecho el planteamiento seriamente y los que creen que es un capricho pasajero.

En las versiones de los medios no se específica cuál es motivo del supuesto interés del mandatario en la compra del territorio.

Groenlandia, ubicada al noreste de Canadá, es una isla de 2,1 millones de kilómetros cuadrados cubierta de hielo en 75% de su superficie.

Es la isla más grande del mundo y pertenece a Dinamarca. Tiene una población de 56 mil habitantes, en su mayoría, de la entia inuit.

En 1941, Estado Unidos ocupó Groenlandia como una estrategia para evitar su invasión por parte de la Alemania nazi que ya había ocupado Dinamarca.

Las reacciones en el país europeo fueron inmediatas tras conocerse las intenciones de Trump.

«Debe de ser una broma”, aseguró en Twitter el ex primer ministro danés Lars Løkke Rasmussen.

«Si es cierto que está pensando en eso, es una muestra definitiva de que se ha vuelto loco. Tengo que decirlo como es: la idea de que Dinamarca venda 50.000 ciudadanos a Estados Unidos es una completa locura», respondió Søren Espersen, portavoz en Asuntos Exteriores del Partido Popular Danés.

Trumo no sería el primer mandatario en querer materializar la adquisición de Groenlandia. El ‘Post’, indicó que finalizada la Segunda Guerra Mundial, el presidente Harry Truman (1945-1953) ofreció 100 millones de dólares a Dinamarca por la isla.