Rate this post

Washington – Estados Unidos.- La captura del líder del régimen venezolano Nicolás Maduro ya tiene precio: 15 millones de dólares. El gobierno de Estados Unidos hizo el anuncio al presentar acusaciones formales por narcotráfico y terrorismo contra él y varios miembros de su gobierno, por los que también se ofrecieron recompensas.

Estados Unidos ofreció 10 millones de dólares por información que pueda llevar a la captura de Diosdado Cabello Rondón, presidente de la Asamblea Nacional Constituyente ilegítima; el general (retirado) Hugo Carvajal Barrios, exdirector de inteligencia militar de Venezuela; Clíver Alcalá Cordones, mayor general (retirado) del Ejército de Venezuela; y Tareck El Aissami, ministro de Industria y Producción Nacional.

La acusación de un jefe de Estado en funcionamiento es muy inusual, pero como indicó Barr, «Estados Unidos no reconoce a Maduro como presidente de Venezuela».

Washington y más de 50 países reconocen al jefe del Parlamento, Juan Guaidó, como presidente encargado de Venezuela desde enero del año pasado.

Estados Unidos ha acusado a miembros del régimen de Maduro de tener vínculos con el narcotráfico, la guerrilla de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia y el grupo terrorista Hezbollah, así como de abusos generalizados contra los derechos humanos.

En la conferencia el fiscal general descartó la versión de CNN, que informó esta mañana que Estados Unidos designaría este jueves a Venezuela como patrocinador de terrorismo.

«Es un paso al tiempo, no tengo nada que decir sobre eso ahora mismo. Obviamente habrá consideraciones de política exterior, pero no es el caso aquí”, dijo.

Paralelamente a la conferencia de Barr se pronunció en comunicado el secretario de Estado, Mike Pompeo, quien dijo que “el pueblo venezolano se merece un gobierno representativo responsable y transparente al servicio de las necesidades de la gente”.

El régimen de Maduro “lidera algo que se parece más a un cartel de drogas que a un Gobierno”, agregó Pompeo.