Rate this post

Agua Caliente – Guatemala.- Con un solo objetivo claro, iniciar una nueva vida en Estados Unidos, la nueva caravana de migrantes hondureños ha llegado en las ultimas horas a Guatemala. Pese a que las autoridades de ese país le permiten ingresar a su nación, el cruzar la frontera con México se torna en muchos casos prácticamente imposible.

La caravana se encuentra conformada por más de mil personas que huyen de la violencia, la pobreza y la falta de oportunidades en su pais natal, Honduras; hay hombres, mujeres y niños, incluso recién nacidos que viajan en los brazos de sus padres.

Muchos son los que sueñan con poder llegar a Estados Unidos y desde allí, trabajando, poder ayudar a su familia aunque en la distancia.

“Construir un futuro, ya que por bajos recursos económicos no pude estudiar y entre lo más triste está dejar a la familia”, expresó el migrante Antony Muñoz.

Por su parte, Jorge López, un agricultor de 66 años de edad, quien también forma parte de la caravana de inmigrantes dijo: “No hay trabajo a mi edad; tengo bastante familia, 6 hijos, y a pesar de los riesgos tengo que buscar darles un mejor futuro”.

En comparación con las caravanas de migrantes hondureños que surgieron en 2018 y 2019, esta se encuentra bastante dispersa, lo que muestra poco alentador el logro de su objetivo, además en esta oportunidad los hondureños se enfrentan a desafíos diferentes, entre ellos el acuerdo de “Tercer país seguro”.

A los hondureños que se encuentran en la caravana y que ya llegaron a Guatemala, los funcionarios le revisaron sus documentos y comprobaron su autenticidad, sin embargo,  eso no es suficiente para seguir el recorrido, pues la Guardia Nacional mexicana se encuentra desplegada y, si llegan a la frontera de Estados Unidos, tendrán que esperar en México o en otro país de la región hasta resolver sus casos de asilo.

También hay agentes e investigadores del Departamento de Seguridad Nacional de Estados Unidos en Guatemala que trabajan como “asesores” de la policía nacional y las autoridades migratorias locales para impedir operaciones de tráfico de personas.

Autoridades de la Cancillería de Guatemala, informaron que hasta el momento más de 600 personas han hecho sus trámites migratorios y otros grupos de migrantes siguen llegando al punto fronterizo de Agua Caliente para poder entrar al país.

Sobre el tema, el nuevo presidente de Guatemala, Alejandro Giammattei, dijo que el canciller mexicano, Marcelo Ebrard, le aseguró que México no los dejará cruzar la frontera.

“El gobierno mexicano nos advirtió que no los va a dejar pasar, va a utilizar todo lo que está en sus manos para impedir que pasen”, dijo Giammattei.

Giammattei también indicó que en virtud del convenio de libre movilidad CA4 los hondureños adultos podrán entrar a Guatemala, pero las autoridades serán muy exigentes en la verificación de que los menores viajen con sus padres.

“Vamos a ser extremadamente exigentes en que tengan que demostrar con papeles que son los padres o los tutores legales, de lo contrario esos niños van a ser devueltos a Honduras”, explicó Giammattei.