Rate this post

Kuala Lumpur – Malasia.- Una estadounidense de 83 años de edad que viajaba en el crucero que desembarcó hace pocas horas en Camboya tras haber sido rechazado por varios países, ha dado positivo de COVID-19 durante un control realizado en Kuala Lumpur, la información fue confirmada por el Ministerio de Salud de Malasia.

Según las autoridades de salud, la mujer viajó desde Camboya a Kuala Lumpur el viernes por la noche, se encuentra acompañada por su esposo a quien también se le realizaron pruebas y dio negativo. Ambos permanecen ingresados en un hospital de la capital malasia.

A primera hora del viernes, el Westerdam, de la compañía naviera Holland America Line logró desembarcar en el puerto de Sihanoukville después de que las autoridades de Camboya se lo permitieran.

«Se obtuvo el permiso para desembarcar a los 1.455 pasajeros y 802 tripulantes después de que veinte muestras de sangre dieran negativo tras ser examinadas en el laboratorio del Instituto Pasteur de Phnom Penh», indicó Holland America.

Tras pisar tierra los pasajeros estadounidenses, británicos, holandeses, alemanes, argentinos, brasileros, mexicanos, chilenos, ecuatorianos y españoles, que se encontraban a bordo, comenzaron a ser trasladados a los aeropuertos de Sihanoukville y Phnom Penh, y de ahí a Kuala Lumpur, para iniciar el regreso a sus países.

El retorno, que en teoría duraría entre dos y tres días,  se detuvo tras detectar el coronavirus en la pasajera estadounidense. Las autoridades de Malasia han cancelado todos los vuelos.

La cancelación de vuelos desde la noche del viernes, afecta de manera directa al menos a 300 pasajeros que todavía esperaban viajar de regreso a casa.

El navío, que partió el día 1 de Hong Kong, tenía previsto llegar este sábado a la ciudad japonesa de Yokohama, pero las autoridades niponas le denegaron la entrada; Taiwán, Filipinas, Guam y Tailandia también rechazaron que el Westerdam llegará a sus puertos.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) y la Organización Mundial del Turismo (OMT) han alabado este sábado al Gobierno de Camboya por permitir el desembarco.