Rate this post

Washington – Estados Unidos.- Una alerta para todo el país ha sido enviada por la oficina del defensor del  Servicio de Ciudadanía e Inmigración (USCIS), ante el  uso indebido de algunos de los teléfonos del Departamento de Seguridad Nacional (DHS). Según explica USCIS, estafadores se encuentran falsificando información y la transmiten a través de un identificador de llamadas.

Los principales números del defensor de Servicios de Ciudadanía e Inmigración (202-357-8100 and 1-855-882-8100) han sido víctima de los estafadores al ser utilizados como medio para el fraude.

A través del comunicado enviado a todo el país, la oficina asegura haber identificado varias de las tácticas que utilizan los timadores, entre ellas han conseguido la forma en las que amenazan a los interlocutores con robo de identidad para conseguir información sensible.

Sin embargo, las autoridades aceptan que  aún no cuentan con información suficiente sobre lo que está ocurriendo,  y como medida preventiva han recordado a los usuarios del servicio que ni ellos ni cualquier otra agencia del gobierno “solicitarían nunca información sensible por teléfono”.

“Se debe desconfiar de las llamadas que solicitan el número de seguridad social (SSN) o de la tarjeta de crédito y, en ningún caso, facilitarles dicha información” advirtieron.

Por último, la oficina del defensor de USCIS aclara que “continúa siendo seguro” hacer llamadas a sus números de teléfono y enviar correos electrónicos a través de su página web.

Asimismo, insta a quienes hayan podido ser víctimas de fraude a que llamen al número directo de la oficina del inspector general de DHS (1-800-323-8603) o a que presenten su denuncia en línea a través del sitio web de la institución.