Emprender con globos le sirvió para llevar mensajes en cuarentena

23

   Su vida cambió al emigrar, ha pasado por mucho luego de salir de su país, pero cuando llegó la cuarentena por la pandemia Covid-19, pudo reforzar sus conocimientos para continuar su emprendimiento en el nuevo nido. Pensar que todo empezó por su hija, por agradarla en cada cumpleaños con un motivo diferente donde un globo no podía faltar. #MiVuelo presenta a Doris Jiménez.

   Fue el 29 de junio de 2015 cuando llegó a los Estados Unidos. La decisión de salir de Venezuela fue muy rápida, sin planificar, todo por un tema de seguridad. Doris es de profesión Contador Público y por 10 años trabajó en su país como asistente contable y a principios de 2015 tuvo la oportunidad de empezar a ejercer, pero le duró poco el sueño porque ese año debió emigrar.

   Al llegar a los Estados Unidos y al empezar a trabajar lo hizo limpiando cuartos y casas, también estuvo probando experiencia en restaurantes. Cuando inició el tema de la pandemia, la idea de seguir haciendo decoraciones y arreglos de globos fue perfecta para que muchas personas le encargaran a Doris de sus creaciones para poder enviarle a sus familiares y amigos un presente marcando distancia, dijo “muchos veían que un arreglo de globos transmitía mensajes que ellos querían llevar a personas especiales”. Vivir esos días de encierro ayudó a que el emprendimiento de Doris creciera.

Doris Jiménez, venezolana en Carolina del Norte.

Su mundo “Clover Balloons”

   Su motivación e inspiración fue su hija, “desde que nació siempre buscaba el tema para poder decorar y a medida que crecía mi hija la emoción era más grande porque estaba ansiosa para ver su decoración. En Venezuela tuve mi propio espacio de arte y decoraciones con globos, pero al llegar aquí todo fue difícil porque era algo desconocido, una moneda distinta, no sabía dónde comprar los materiales, como vender los arreglos que hacía, a qué precio cobrarlos, en fin, pero los cursos realizados durante la pandemia me sirvieron para reforzar lo que sabía y conocer los sitios para poder comprar todo”.

   Desde Charlotte, Carolina del Norte, Doris hace bellezas bajo su marca que pueden ubicarla en su cuenta en Instagram como @cloverballons hace arreglos super creativos para complacer a sus clientes. Esta venezolana que extraña su país, a su familia, amigos, compartir un fin de semana en una parrilla y la amabilidad de su gente, además del buen sentido de humor para enfrentar los problemas, le tocó vivir la muerte de su padre a pocos meses de haber emigrado. Ha sido para ella lo más difícil, el hecho de no poder estar cerca de su familia para poder superar ese dolor, sin duda, es una de las cosas más complejas que como inmigrantes debemos enfrentar.

   Doris nos contó que su emprendimiento tiene por lema “cada momento es importante”, y aprovechó de enviar este mensaje a muchos migrantes, “para aquellos que desean emprender y creen que es el tiempo, pues háganlo de corazón, con muchas ganas para que ese vuelo sea alto”.

   Gracias Doris, valoro cada palabra que aportas para escribir esto, sé que hablar de muchas cosas que hemos vivido en esta cruzada migratoria no es fácil, hasta se me hace un nudo en la garganta recordar tanto, pero lo importante es contar esa experiencia, es sentirte útil y agradecer por todo lo logrado hasta este punto y decretar que lo mejor está por venir, que te sobran los motivos para salir adelante y para que te sientas orgullosa de ti, tus raíces y ver que sí pudiste. Gracias por ser ejemplo para otros.

   Me despido, hasta la próxima historia,

 Adriana Henríquez

 @migrantesenvuelo