Decidió quedarse en los Estados Unidos y se convirtió en una “Caza Ofertas”

32
Luz Alba Hoyos, venezolana en Estados Unidos.

  Los planes le cambiaron por completo, inicialmente quería emigrar junto a su esposo a México, pero durante unas vacaciones y luego de una llamada deciden quedarse en los Estados Unidos para vivir en el país de las oportunidades. #MiVuelo les presenta a Luz Alba Hoyos.

Salió de Venezuela el 26 de marzo de 2014. Se desempeñaba como Asistente de Coordinación de Prensa en un canal de televisión en la ciudad de Maracay, edo. Aragua. Asegura Luz Alba que la situación de su profesión cada día se hacía más compleja, sentía que trabajaba en contra de la corriente, noticias que no podían salir o cubrir, sentía que el trabajo que realizaba no llegaba, seguía instrucciones bajo una línea editorial que debía respetar. Llegó la hora de reinventarse y junto a su esposo tomaron unas vacaciones.

Tras disfrutar algunos días, Luz Alba temía la hora de regresar a su país, sabía que la situación no estaba fácil, ella quería quedarse, por eso empieza con su esposo a evaluar esa posibilidad. Llamaron a la madre de su esposo, quien se encontraba sola porque su compañero de vida había fallecido recientemente, la opinión de la señora era súper importante para ellos. Consultaron con un abogado y viendo la factibilidad de su caso deciden no regresar a Venezuela. Su esposo debió volver para finiquitar algunas cosas y Luz Alba se quedó sola por unos meses en este país.

Como la mayoría de los inmigrantes que llegan a los Estados Unidos, Luz Alba empezó a trabajar de housekeeping, luego en una laundry, tenía un horario nocturno muy fuerte, allí duró cinco meses. Los primeros días estuvieron hospedados en un hotel mientras resolvían el tema de donde alquilar, por cierto, dijo “en ese hotel nos tocó ver situaciones que quizás son normales para muchos, tuve que ser mente abierta, no estábamos acostumbrados, muchas noches sentí miedo, para mí fue frustrante sentir que no tenía un hogar”. Luego alguien les alquilo una habitación, pero finalmente “fue el 24 de diciembre, cuando tuvimos la oportunidad de mudarnos solos y tener nuestro espacio, de inmediato coloque la foto que me acompañaba, esa que tenía en la mesita de la sala en Venezuela”.

Manifestó que han conocido gente amigable, también gente terrible, pero con muchos han podido hacer familia, porque con algunos han compartido fiestas, momentos únicos y se han convertido en seres especiales. Asegura que el apoyo más importante que ha tenido en este proceso migratorio ha sido su esposo, “esto nos ha unido más, y tenemos una frase, juntos todo lo podemos, me siento orgullosa de ver a mi pareja hacer cosas que jamás pensé que haría, hemos crecido a nivel espiritual, nunca nos falta Dios”.

Luz Alba y su esposo.

Surgen los emprendimientos

Un día Luz Alba decidió hacer unas tortas para vender algunos trozos en su trabajo, así pasaron algunas semanas y con eso se rebuscaba, hasta que se las prohibieron vender. Sin embargo, ya tenía sus clientes y así se fortaleció @dulcecillacakes su marca a través de las redes sociales. Nos comentó que desea estudiar la repostería para innovar, además sueña con tener su propia tienda de postres con un sello particular, esas recetas de la abuela, de la tía, el sabor casero que será llevado a la mesa de otros.

Paralelamente Luz Alba hace entrega de paquetes de Amazon, y tiene la flexibilidad de compartir el tiempo para ese segundo emprendimiento que hace con su esposo y que llamaron @loscazaofertas.usa esta idea surgió a través de una amiga, ya que Luz Alba le conseguía ofertas y buscaba los productos más económicos que necesitaba, entonces deciden darle forma al proyecto, en el cual aconsejan a sus clientes para que se sientan cómodos y a gusto con la compra, hacen todo por ellos y se los envían a su destino.

Esta mujer emprendedora cerró sus respuestas enviando un mensaje a quienes viven esta cruzada migratoria, dijo “no dejen de creer, ni en ustedes mismos, ni en las personas que los rodean, no todos son malos, siempre hay un aprendizaje, quizás no lo entendemos de inmediato, pero después de la tormenta viene algo bueno, llega la calma”. Luz Alba entendió que debía pasar por todo lo que pasó, para poder llegar a todo lo demás, siempre de la mano de Dios y claros de sus raíces.

Gracias Luz Alba por contarnos tu historia y poder difundirla, cada palabra expresada sirve de ejemplo y motivación para muchos, les ha tocado vivir cosas difíciles, pero sin duda que lo mejor está por venir.  #TuSiPuedes Sigan adelante.

Gracias por leer, me despido, hasta la próxima historia.

Adriana Henríquez

@migrantesenvuelo