¡Insólito! Daniel Ortega mantiene eventos de Semana Santa

0
44

Managua – Nicaragua.- Pese a la pandemia por coronavirus que afecta a más de 180 países del mundo, ha contagiado a más de 340mil personas y le provocó la muerte a más de 15mil, el gobierno de Nicaragua parece no estar preocupado por la situación de salud en su país. La pasada semana Nicaragua confirmó dos casos de coronavirus, y las medidas extremas aún no se han tomado.

La cuarentena o aislamiento no ha sido una orden emanada por Daniel Ortega, las escuelas publicas continúan abiertas, los comercios prestan servicio al público, aunque en la mayoría de ellos y por prevensión personal, los empleados utilizan mascarillas, guantes y tratan de cumplir el distanciamiento de un metro entre personas, los eventos públicos tampoco se han suspendido.

Aunque el coronavirus ha representa sin duda una de las crisis sanitarias y económicas más impactantes del siglo XXI, el gobierno de Nicaragua quizás aplica la teoría del “show debe continuar” y es por ello que aún se encuentran organizando actividades masivas para celebrar la Semana Santa, sin importar la propagación del Covid-19.

La negativa del gobierno a tomar medidas preventivas severas continúa ganando terreno.

“El gobierno no ha dicho nada”, dijo Díaz un trabajador turístico de Nicaragua. “Mientras que otros presidentes han proporcionado actualizaciones periódicas a sus poblaciones sobre la propagación del virus, Ortega aún no lo ha mencionado”, agregó.

La preocupación continúa creciendo entre los habitantes de Nicaragua, muchos de ellos no tienen ninguna intención de participar en los más de 80 eventos que el gobierno continúa promocionando para Semana Santa. La intransigencia de Ortega y su equipo de gobierno va más aya de lo correcto.

A juicio de Anasha Campbell,codirectora del Instituto Nicaragüense de Turismo, las actividades de Semana Santa se mantendrán “como parte de la restitución del derecho a la recreación sana, al esparcimiento, y al disfrute del arte y la cultura en tranquilidad y paz”.

Entre las actividades previstas para dicha temporada se encuentran: Misas campales, cruciatas acuáticos, concursos gastronómicos y presentaciones teatrales de contenido religioso en varios municipios.

Expertos aseguran que seguir auspiciando los eventos masivos puede llevar al sistema de salud de Nicaragua a verse abrumado rápidamente y la propagación del Covid-19 se puede hacer incontrolable en ese país.

Ante la falta de liderazgo gubernamental sobre el tema, la sociedad civil, las empresas y las organizaciones religiosas han intentado llenar el vacío. Si bien todas las escuelas públicas permanecen abiertas, muchas escuelas privadas y universidades han cerrado, de igual forma la Iglesia Católica canceló todas sus actividades relacionadas con Semana Santa.

“El régimen sigue llamando a actividades masivas y aglomeraciones de personas, no se cierran fronteras, se da muy poca información sobre las medidas básicas para evitar el contagio a la población, y no se provee al personal de salud del material necesario para su protección. Se carece de un llamado a la sociedad de quedarse en sus casas para contener la pandemia. Las escuelas siguen recibiendo cientos de niños y niñas y las universidades y demás instituciones públicas del país no aplican medidas de prevención”, dijo en un comunicado la opositora Coalición Nacional.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here