Revolución de nueva generación

0
20
Protestas en NIcaragua

En la historia universal existen libros de célebres autores que han escrito millones de páginas con contenidos elementales y esenciales sobre la libertad en la vida del hombre en su participación social y política con los pueblos; especialmente de aquellas naciones que se les privó de su libertad y manera de pensar y hablar libremente, como expresión humana de determinar su s propios actos, o la condición del estado que no está preso y que por lo tanto no es esclavo.

En este siglo XXI, ningún país en estos momentos es excepción histórica de las dictaduras vividas en nuestra América Latina del continente americano, Africa y muchos países europeos sufrieron al perder su libertad.  Esto ha dejado miles de muertos como herencia sangrienta sometiendo a sus pueblos a empobrecerlos para someterlos a vivir en miseria humana.

Vivir y ser libre!

Sin embargo, el derecho del ser humano por vivir y ser libre aún no termina, porque en muchos países de Latinoamérica heredaron con el tiempo inestabilidad social, económica y política para sus pueblos, con gobiernos que fueron protagonistas de dictaduras y, otros que heredaron la ambición y codicia del poder político y económico, o simplemente porque a algunos se les ocurrió practicar lo contrario a la libertad.

Y que están tratando de reemplazarla por un comunismo, hoy con un invento del Socialismo del siglo XX1 mismo que fracasó con la extinta Unión Soviética que lideró el Primer Ministro Soviético Nikita Khurshev, pero que dejó contagiada a una sociedad en su forma de vida, especialmente en países de América Latina.

Ha cambiado la historia contemporánea

Hoy, felizmente, la historia contemporánea ha cambiado en gran magnitud la forma de pensar de los pueblos, porque existe una nueva generación del pensamiento humano, con una capa social distinta que piensa y actúa para recuperar la libertad de los pueblos sumergidos en regímenes dictatoriales, porque la resistencia tiene un valor innegable que no solo puede realizarse con el pensamiento al lado de un escritorio sino fuera, en las calles, en forma pacífica, para reclamar los derechos civiles del hombre y su naturaleza.

Esta nueva generación de jóvenes han perdido el miedo y le están diciendo al tiempo BASTA YA! de aquellos que le arrebataron la libertad y su democracia a sus pueblos, porque para aquellos que asaltaron la democracia recibirán una revolución social que ningún ejército podrá detener.

Revolución vs. revolución

Es el nombre que pacíficamente se pregonaría en todas las calles del mundo, pidiendo libertad y democracia a los pueblos que les fueron privados de este don humano consagrado en los grandes tratados internacionales y a los que la Organización de las Naciones Unidas (ONU) está obligada actuar para aquellos países que lo necesitan como Cuba, con más de 62 años de dictadura, Nicaragua, Venezuela, porque ya sus sistemas democráticos lo rompieron y sus autores siguen siendo peligro incesante para nuestra región.

Ideales libertarios

Hay que seguir invocando ideales libertarios hacia las nuevas generaciones de jóvenes que están tomando la posta para que sus países vivan con libertad y democracia. Hay que mantener viva la antorcha de aquellos próceres independentistas que dejaron buenas semillas para sostener a las naciones con derechos a pensar y actuar libremente.

Debemos fortalecer a esas nuevas generaciones para que el sistema marxista-leninista siga en el pasado, como ya se han dado cambios en países de Latinoamérica en estos últimos años.

Pero también, es menester brindarles a esa nueva generaciones de jóvenes libertarios, la solidaridad internacional de países que pertenecen a la Organización de las Naciones Unidas para que el objetivo y finalidad sea con una revolución para una libertad con democracia vs revolución armamentista, porque el pueblo salva al pueblo”, como lo han definido políticos de nuestra historia que solo nacieron para servir a sus pueblos.