Rate this post

Isla White – Nueva Zelanda.- Al menos cinco personas murieron y varias se encuentran desaparecidas luego de que un volcán erupcionara la mañana de este lunes en la Isla White. Turistas provenientes de otros puntos de Nueva Zelanda y también extranjeros se encontraban explorando el lugar cuando el volcán se activó y generó una enorme nube de ceniza y vapor.

La zona se volvió altamente peligrosa incluso para los policías y rescatistas que se encontraban buscando a los desaparecidos en la Isla. El número exacto de desaparecidos aún no ha podido ser confirmado, sin embargo el subcomisario de policía John Tims, informó que superan las diez personas.

Al momento de la erupción, en la Isla White habían cerca de 50 personas y fueron evacuadas 23, incluidos los cinco fallecidos. La mayoría de los sobrevivientes evacuados se encuentran heridos, algunos presentan quemaduras graves.

“La isla sigue siendo inestable. Los equipos de búsqueda y rescate quieren volver lo antes posible a buscar a los desaparecidos, hasta el momento no se ha logrado ningún contacto con ellos”, indicó Tims.

Varios de los afectados son  pasajeros del crucero Ovation of the Seas de la compañía Royal Caribbean International.

“Varios de nuestros huéspedes estaban visitando la isla hoy”, indicó la compañía. “Ofreceremos toda la asistencia posible a nuestros huéspedes y a las autoridades locales. Por favor, tengan a todos los afectados en sus oraciones”.

El crucero zarpó de Sydney la semana pasada, y tenía previsto navegar el lunes por la noche a la capital neozelandesa, Wellington. Tras el incidente, la compañía decidió hacer noche en el puerto de Tauranga hasta que se aclare la situación con sus huéspedes.

Por su parte, la primera ministra neozelandesa, Jacinda Ardern, viajará a la región para colaborar en todo lo que nea necesario, describió la erupción como “muy considerable”.

“Todos nuestros pensamientos están con los afectados”, apuntó.

Brad Scott, vulcanólogo de GNS Science, señaló que la erupción era significativa y que la nube de ceniza y vapor había alcanzado 3.660 metros (12.000 pies) de altura. También afectó a todo el cráter de la isla, señaló.

La agencia GeoNet subió primero su nivel de alerta a cuatro, en una escala en la que cinco es una erupción importante. Más tarde rebajó el nivel a tres y señaló que eso se debía a que la erupción no se había mantenido tras el estallido inicial.