Rate this post

Estados Unidos.-Los nuevos pedidos del subsidio por desempleo en Estados Unidos se dispararon en 3.3 millones en la semana finalizada el 21 de marzo, un récord que superó el previo registrado durante la recesión de 1982, mientras más personas pierden sus trabajos en medio de la inédita crisis causada por la pandemia del coronavirus.

Los datos revelados este jueves por el Departamento de Trabajo comienzan a evidenciar el duro golpe que le está asestando la propagación del covid-19 a la mayor economía del mundo. Los amplios cierres de comercios, restaurantes, escuelas y empresas han llevado a una virtual paralización de la economía que ha salpicado el corazón económico de Estados Unidos, el sector de los servicios y el gasto del consumidor.

El récord previo del dato de los pedidos del subsidio por desempleo se ubicaba en poco menos de 700,000 solicitudes, registrado en octubre de 1982. Es decir, los 3.3 millones de pedidos del subsidio revelados este jueves fueron casi cinco veces más que los del récord anterior.

«En la semana finalizada el 21 de marzo, la cifra de los pedidos iniciales ajustada estacionalmente fue de 3,283,000, un incremento de 3,001,000 frente al nivel revisado de la semana anterior. Esto marca el nivel más alto en la historia, ajustado estacionalmente, de los pedidos iniciales», informó el gobierno.

Este dato de los subsidios por desempleo llevaría a un alza de 2 puntos en la tasa de desempleo, que se ubicó en un históricamente bajo 3.5% en el más reciente reporte oficial, estimó Pedro Tuesta, economista de la consultora 4CAST en Washington DC.

«Podriamos ver un aumento de 2 puntos en la tasa de desempleo. La expectativa es que se mantiene este ritmo (en los nuevos pedidos del subsidio) y obviamente la tasa de desempleo va a aumentar», explicó Tuesta a Univisión Noticias.