Rate this post

La exvicepresidenta de Guatemala Roxana Baldetti fue condenada a 15 años y seis meses de prisión tras ser hallada culpable de asociación ilícita, fraude y tráfico de influencia, dijo el 8 de octubre el máximo tribunal del país centroamericano.

Baldetti fue señalada como “cabecilla” del emblemático caso ‘Agua Mágica’ por autorizar un pago por 17.8 millones de dólares para comprar a una empresa israelí una fórmula química para descontaminar el lago de Amatitlán, que según las pesquisas era una mezclaprincipalmente de agua con sal por la que solo se hizo un pago inicial de 2.7 millones de dólares.

El titular del Tribunal C de Mayor Riesgo, Pablo Xitumul, leyó durante más de dos horas la sentencia, en la que Baldetti es encontrada culpable de los delitos de asociación ilícitafraude y tráfico de influencias.

“La participación de los imputados ha quedado confirmada plenamente”, dijo Pablo Xitumul, uno de los tres jueces que integra el máximo tribunal en Guatemala.

No está claro si la empresa M. Tarcic Engineering Ltd, con la que se firmó el contrato, habría participado en el desvío de los recursos, pero sí que el líquido que vendió “no ha servido ni sirve para nada”, agregó.

El juez dijo que la exfuncionaria, junto con su hermano, daba “instrucciones para colocar a personas claves para que ejecutaran el presupuesto en favor de la organización criminal” y que facilitó los “procedimientos administrativos y financieros para la empresa” de origen israelí.

El tribunal demostró que casi el total de la suma fue desviado a 13 cuentas bancarias de varias empresas de papel y a gastos personales de proveedores. Por este caso también fueron señaladas otras 13 personas, entre ellas el hermano de Baldetti.

La exvicepresidenta de 56 años, quien fue identificada como la jefa, permanecía detenida enGuatemala desde 2015 por otros delitos y está acusada de liderar una red de defraudación al Estado a través de las aduanas junto con el expresidente Otto Pérez Molina, caso por el cual aún no es juzgada.