Rate this post

Arizona – Estados Unidos.- No solo en la pantalla grande Paul Walker era amante de los buenos vehículos, en la vida real también; e fallecido actor poseía una colección importante que incluye autos, motocicletas, tráilers, entre otros. A más de seis años de su muerte, la familia ha decidido vender parte de la colección del famoso ‘Brian O’Conner’.

Por 2.333.450 millones de dólares, la familia Walker subastó parte de los vehículos del actor, entre ellos se fueron los cinco BMW M3 Lightweight y el E36 de 1995, el resto de la colección pasó a manos de su hija, Meadow Rain Walker.

Durante la subasta, Craig Jackson, CEO de Barrett-Jackson, compañía detrás de la subasta, le rindió honor al famoso actor de ‘Fast and Furious’ .

“Paul ha sido comparado con Steve McQueen, quien vivió su pasión por los autos en cada aspecto de su vida. Inspiró una generación entera de amantes de carros.”, expresó Craig.

Walker falleció el 30 de de noviembre del 2013, cuando tenía 40 años de edad, días antes de terminar las grabaciones de la séptima entrega de ‘Fast and Furious’. La vida del actor terminó abruptamente luego de se estrellarse en el Porsche en el que viajaba.