miércoles, noviembre 30, 2022

La obesidad afecta una nueva generación

La nueva generación de milenios continúa creciendo y desarrollando nuevas tendencias, costumbres y también problemas con la sociedad y subculturas. La obesidad infantil se ha convertido en una tendencia común entre niños pequeños y jóvenes en los EU. Expertos han reportado un incremento aproximado de décimos de millones de niños obesos en las últimas dos décadas.
El mayor número de niños obesos en los Estados Unidos se encuentran en familias de bajos ingresos y de minorías. La falta de recursos y tiempo para los adultos en la familia a inculcar hábitos saludables de alimentación ha fomentado gradualmente el tema. La composición genética también puede ser un factor que hace a estos niños más susceptibles al aumento de peso excesivo.
Los niños que sufren de obesidad a una edad temprana, enfrentan situaciones que ponen a prueba su condición física y emocional. Su movilidad puede ser limitada, lo cual los desalienta a participar en actividades físicas y sociales. Por lo tanto el riesgo de presión arterial alta y la diabetes es mucho más alto. Estas condiciones si no se tratan, podrían convertirse en serios problemas de salud que los siguen a su vida adulta. En 2004 el Departamento de Salud y Servicios Humanos informó que el costo anual de los problemas directos e indirectos relacionados con la obesidad alcanzó los US $ 117 millones.
Los hogares con ingresos bajos o limitados carecen de opciones saludables en sus dietas. Los costos de alimentos saludables y orgánicos no están al alcance de estas familias. Es más accesible consumir comidas rápidas baratas, con alto contenido de grasa y azúcar.
Los niños que viven en áreas de bajos ingresos, en muchas ocasiones no se sienten seguros para hacer actividades al aire libre, y tampoco tienen acceso a actividades físicas después de las actividades escuela. El uso de medios de comunicación social y entretenimiento electrónico, tiende a reemplazará el tiempo que generaciones anteriores utilizaban para pasar tiempo afuera hacienda actividades que fomentan un estilo de vida más saludable. Por otra parte, padres que tienen los medios para proporcionar una dieta más saludable, podrían encontrarse tan ocupados, que comer fuera tiende a ser la opción más fácil para alimentar a sus familias. Miles de productos alimenticios disponibles llenan la necesidad de comer, pero pueden carecer de las necesidades nutricionales necesarias para criar jóvenes sanos. Los alimentos preparados también pueden contener altos niveles de sodio, calorías, grasas saturadas, conservantes y mucho más.
Estos ingredientes negativos para la salud humana pueden reducirse al tomar mejores decisiones a la hora de hacer las compras, tomarse el tiempo de planificar y preparar comidas en casa y al añadir actividades físicas para su rutina diaria.
Para más información visita www.bbwmira.com y LaRedHispana.org

Artículos Relacionados

86,122FansMe gusta
4,520SeguidoresSeguir
1,772SeguidoresSeguir
701SeguidoresSeguir
5,250SuscriptoresSuscribirte
0
0
0
0