miércoles, junio 29, 2022

Clinton y Trump ganan en el «Supermartes del Noreste»

New York.- El magnate se impuso en Pennsylvania, Delaware, Connecticut, Maryland y Rhode Island, mientras que por el lado demócrata Hillary Clinton ganó en cuatro estados y Bernie Sanders en uno.
No pasó mucho tiempo después de que cerraran los centros de votación de este ‘supermartes del Noreste’ y varios medios de comunicación empezaron a contar las victorias de Donald Trump primero en Pennsylvania, Connecticut y Maryland. Finalmente le sumaron también a su cuenta Delaware y Rhode Island.

Por el lado demócrata, Hillary Clinton se impuso hasta ahora en Maryland, Pennsylvania y Delaware, mientras que su competidor, el senador por Vermont Bernie Sanders triunfó en Rhode Island.
Las victorias de Donald Trump no son sorpresivas ya que las encuestas en todos los estados que votaron en este supermartes lo mostraban como ganador por varios puntos porcentuales sobre Ted Cruz y John Kasich, sus competidores en la carrera republicana.

Delegados republicanos

Necesarios para ganar: 1,237
Trump tiene hasta ahora 954
Cruz 562
Kasich 153
Rubio (retirado de la campaña)

Con los arrasadores triunfos de ayer martes, Donald Trump incrementó su ventaja en el conteo de delegados camino a la convención nacional republicana que se realizará en Cleveland, Ohio, en julio momento en que los delegados votarán por el nominado del partido.

Matemáticamente, Trump es el único con posibilidades de llegar a los 1.237 delegados necesarios para ganar la nominación presidencial es el magnate, pero los otros dos aspirantes buscan que no llegue al «número mágico».

Por el lado demócrata, Hillary Clinton encabeza la carrera cómodamente con muchos más delegados y superdelegados acumulados. Bernie Sanders sigue dando la pelea por la candidatura pero las posibilidades matemáticas se le cierran.

Delegados demócratas

Necesarios para ganar: 2,383
Clinton tiene hasta ahora 2,151
Sanders tiene hasta ahora 1,338

En sus discursos de victoria

Luego de conocerse los resultados que la daban como ganadora, la exsecretaria de Estado dio su discurso desde Philadelphia.

Proyectándose ya hacia la carrera por la Casa Blanca, Clinton llamó a la unidad del partido y de los votantes.

«No importa si apoyas al senador Sanders o a mí, hay muchas más cosas que nos unen de las que nos dividen», dijo.

Además le respondió al magnate sobre el uso de su «carta de mujer» a la hora de proclamar igualdad de género, uno de los puntos fuertes de la campaña de Clinton.
Donald Trump dio un largo discurso desde la ciudad de Nueva York, capital de su estado natal en el que la semana pasada también arrasó.

Dijo que la primaria republicana «está acabada» por los millones de votos que tiene de ventaja sobre el segundo, Ted Cruz.

En el acto en la Torre Trump, el magnate sugirió que Bernie Sanders debería competir en las elecciones presidenciales «como candidato independiente» debido al trato injusto del partido demócrata con él. Después criticó a la exsecretaria de Estado Clinton y dijo que «si fuera hombre no tendría ni el cinco por ciento de los votos».

Cuando fue consultado sobre su comportamiento «poco presidencial», a lo que respondió:

«Es muy fácil ‘ser presidencial’. Pero, ¿por qué voy a cambiar? Si tu tienes un equipo de football y estás ganando y llegas al Super Bowl, tu no cambias a tu mariscal de campo, ¿cierto? Entonces, no cambio», dijo el magnate.

Pennsylvania, el premio mayor de la jornada

De los cinco que votaban en este supermartes, Pennsylvania con 12.7 millones de habitantes fue el premio gordo de la jornada. Los demócratas tienen 210 delegados, repartidos de manera proporcional.

Pero para los republicanos no es tan sencillo: hay 71 delegados en juego pero solo 17 son entregados a quien gane la mayoría de las votaciones. Los restantes 54 no tienen compromiso con el voto popular y pueden votar por el candidato que deseen en la convención nacional de julio en Cleveland.
Trump ganó en Pennsylvania, por lo que le corresponden los 17 delegados en juego, pero dado el complejo sistema que tiene el estado, los resultados del voto de los ciudadanos podrían no verse reflejados en el botín que se lleve cada candidato.

Donald Trump viene desde hace semanas quejándose públicamente del sistema de reparto de delegados del partido. Lo ha tildado de «corrupto e injusto», y de que el denominado Gran Viejo Partido (GOP) está operando en su contra para que él no pueda llegar a la nominación.

Luego de este supermartes, la carrera por la nominación presidencial demócrata y republicana parece mucho más definida.

Trump se ha consolidado como el único candidato con posibilidades matemáticas de alzarse con la nominación republicana mientras que Clinton ha aumentado la ventaja sobre Sanders, que está cada vez más lejos de la nominación demócrata.

Artículos Relacionados

85,654FansMe gusta
3,941SeguidoresSeguir
1,198SeguidoresSeguir
661SeguidoresSeguir
4,950SuscriptoresSuscribirte
0
0
0
0