Pistolero ejecutó el ataque más mortífero de Canadá

0
81

Ottawa – Canadá.- Un hombre disfrazado de policía mató a 16 personas en Canadá, en el ataque más mortífero en la historia del país.

El pistolero disparó a las personas en sus casas y provocó incendios en la provincia canadiense de Nueva Escocia durante el fin de semana.

El tirador, identificado como Gabriel Wortman, de 51 años, comenzó el asalto a finales del sábado y mantuvo en vilo al país durante unas 12 horas hasta que fue abatido.

La policía pidió a la población, resguardada por la pandemia de coronavirus, pasar los seguros de sus casas y ocultarse en sótanos si era posible.

En el pequeño pueblo rural de Portapique, a unos 100 kilómetros al norte de Halifax, se ubicaron varios cuerpos afuera de una casa. Ese es el lugar que la policía llamó la primera escena.

Wortman, que había hecho parecer un vehículo particular como una patrulla policial, vivía a tiempo parcial en Portapique. Las autoridades creen que Wortman identificó sus primeras víctimas pero las siguientes las eligió al azar.

Entre los 16 muertos se encuentra la agente policial Heidi Stevenson, madre de dos hijos y veterana de 23 años de la fuerza, confirmó el portavoz de la Real Policía Montada, Daniel Brien.

Wortman fue abatido el domingo por la mañana en una gasolinera.

«Como país, en momentos como éste, nos unimos para apoyarnos mutuamente. Juntos lloraremos con las familias de las víctimas y las ayudaremos a superar este difícil momento», dijo el Primer Ministro Justin Trudeau en un comunicado de prensa escrito.

Los tiroteos en masa son relativamente raros en Canadá. El país revisó sus leyes de control de armas después de que el pistolero Marc Lepine matara a 14 mujeres y a sí mismo en la Escuela Politécnica de Montreal en 1989. Antes de la masacre de este fin de semana, esa había sido la peor del país.