lunes, junio 27, 2022

Dilma Rousseff suspendida de la presidencia

Brasilia.– Tras una sesión maratónica de 18 horas, el Senado de Brasil votó el  jueves 11 de mayo a favor de iniciar un juicio político contra la presidenta Dilma Rousseff, por lo que la mandataria será removida del poder.

55 senadores votaron en contra de la mandataria que sólo contó con el apoyo de 22 parlamentarios.

La presidenta será notificada del voto del Senado en las próximas horas y deberá abandonar el Palacio de Planalto, lo que puede significar el fin del gobierno del Partido de los Trabajadores (PT) después de más de 13 años en el poder.

Su despacho lo ocupará de forma interina el actual vicepresidente, Michel Temer.

Según informó el miércoles la prensa brasileña, Rousseff prevé dejar el Palacio acompañada por sus ministros y el exmandatario Luiz Inácio Lula da Silva, tras lo cual ofrecerá un discurso frente a sus seguidores.

Aprobado en abril en el pleno de la Cámara de los Diputados, a Rousseff se le abrió el proceso de impeachment por las llamadas «pedaladas fiscales», una práctica por la que supuestamente emitió decretos presupuestarios sin autorización del Congreso y recurrió a préstamos de los bancos públicos como forma de maquillar las cuentas públicas y recabar apoyos para su gobierno.

«Es desproporcionado, es como si quisiéramos penalizar con pena de muerte una infracción de tránsito», dijo n su intervención la senadora Gleisi Hoffmann, exjefa de gabinete de Rousseff y miembro del PT.

El senador opositor José Serra (PSDB), posible canciller del nuevo gobierno de Temer, aducía que «el impeachment es un remedio amargo, pero necesario» frente a la baja popularidad de Rousseff, el aumento del desempleo y la caída de la producción.

“Desde el punto de vista formal, todavía se trata de una suspensión temporal”, explicaba Folha de S. Paulo en su editorial de este lunes.

“Solamente después de concluido el juicio, con la debida observancia de la amplia defensa, será enunciado el veredicto. Pero desde el punto de vista práctico, no parece plausible que a estas alturas, con Temer ejerciendo la Presidencia, una vuelta de tuerca vaya a determinar el regreso de Dilma a la silla”, añade el periódico.

Alejada del Palacio de Planalto, la heredera de Lula se plantea la posibilidad de embarcarse en una gira por países de América Latina y Europa para insistir en el discurso que ha repetido en los últimos meses de que el juicio político es en realidad un “golpe” contra ella.
La prensa brasileña informó sobre enfrentamientos entre la policía militar y alrededor de 4,000 seguidores de Rousseff en las cercanías al palacio de Planalto, quienes lanzaron piedras, petardos y trozos de vidrio contra los agentes e intentaron superar la barrera de seguridad.

La policía se vio en la necesidad de repelerlos con gas pimienta. Uno de los manifestantes que inhaló los gases debió ser atendido de emergencia por los bomberos.

El PT, los sindicatos y los movimientos de izquierda ya han avisado de que saldrán a las calles para plantar cara a las políticas de austeridad del eventual gobierno de Temer.

Todo ello, en medio de la crisis económica más grave de los últimos 80 años y a menos de 90 días para la ceremonia de apertura de los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro.

La mandataria se va del cargo con apenas un 10% de popularidad, en medio de una grave recesión económica y un escándalo de corrupción que ha manchado a buena parte de la élite del poder en Brasilia. Y se quedará sin inaugurar los Juegos Olímpicos que se celebran en agosto en Rio de Janeiro.

Artículos Relacionados

85,654FansMe gusta
3,941SeguidoresSeguir
1,198SeguidoresSeguir
661SeguidoresSeguir
4,950SuscriptoresSuscribirte
0
0
0
0